Los coches de carreras clásicos son objetos de colección cuyos propietarios pagan cantidades millonarias por el mero hecho de añadirlos a su garaje. Si estos vehículos, además, cuentan con un palmarés deportivo como el ejemplar que protagoniza estas líneas, el precio se dispara. Este es el caso del este Porsche 907 de 1968, un coche que podría alcanzar los 6 millones de euros en la subasta que se celebra el próximo 18 de marzo en el Salón Rétromobile de París (Francia).

Sale a subasta la colección de Nigel Mansell

El vehículo en cuestión es el chasis 907-031, el penúltimo fabricado de la serie limitada a 21 unidades. Salió de la cadena de montaje en Zuffenhausen en abril de 1968 con una carrocería de cola larga y un motor de ocho cilindros con 2.2 litros y 270 CV de potencia. Su debut oficial en competición tuvo lugar en los 1000 km de Nürburgring de 1968 donde, junto a otro 907 y dos 908, Porsche aspiraba a superar a los Ford y Ferrari de la época.

Este Porsche 907 de 1968 cosechó numerosos títulos y victorias

subasta porsche 907 1968
Peter Singhof | Artcurial

Y así fue. En Nürburgring, Porsche conquistó el primer y segundo puesto con un 908 y un 907, respectivamente, mientras que el chasis 907-031 acabó en cuarta posición por detrás de un Ford GT40. Después de su gran resultado en carrera, Porsche vendió el 907 a Alejandro Soler-Roig, un piloto de carreras privado español que había corrido en Le Mans en 1968 con otro 907 de cola larga, en enero de 1969.

Soler-Roig lo emplearía en la Escudería Nacional CS para competir junto a su compañero de equipo, Rudi Lins, en las 24 Horas de Daytona, las 12 Horas de Sebring, las 6 Horas de Brands Hatch o el Campeonato de España. El piloto español y su escudería lograrían grandes resultados con el 907, lo que animó al Soler-Roig a comprar un 908/3 y un encargar un Porsche 917 en 1970.

Esto significaba que había llegado la hora de vender el Porsche 907 de 1968. El comprador fue André Wicky y su escudería Wicky Racing. El piloto suizo compitió en 20 carreras en 1970 con el 907-031, llegando a participar en hasta tres ocasiones (1970, 1971 y 1972) en las 24 Horas de Le Mans. El coche sería pilotado por diferentes conductores en esos años y conquistó espléndidos resultados en la categoría de prototipos.

Podría alcanzar los 6 millones de euros en una subasta

subasta porsche 907 1968
Peter Singhof | Artcurial

En 1973, el coleccionista estadounidense Albert Eggs adquiere el vehículo una vez es retirado oficialmente de la competición y, diez años más tarde, en 1983, se lo vende a su actual propietario, Ernst Schuster. A principios de los ’90, Schuster envía a los mejores especialistas las diferentes partes del vehículo para una debida restauración que llevó cuatro años, entre 1991 y 1995.

En las últimas cuatro décadas, el Porsche 907 de 1968 ha pertenecido al mismo propietario. Hasta el próximo 18 de marzo. Será el día en el que Artcurial lo sacará a subasta en el Salón Rétromobile de París. Según la casa de subastas, el 907-031 se encuentra “muy bien cuidado desde su restauración”. Sin duda, será una de las principales atracciones del evento, ya que se espera que alcance un precio de venta estimado de entre 4 y 6 millones de euros.

Fotos: Peter Singhof | Artcurial

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.