La historia del Ford Mustang es rica por su variedad. 60 años y siete generaciones después, el Mustang es un icono del sector del automóvil, un modelo que cambió el paradigma de los vehículos deportivos, que ha creado su propia cultura y toda una industria alrededor del pony car. La fama del Mustang incluso genera nuevas oportunidades de negocio entorno a sus versiones más clásicas con productos tan exclusivos como el que protagoniza este artículo.

Se trata del Ford Shelby GT500 Continuation Convertible de 1968, un coche del que tan solo existen 20 ejemplares en el mundo y que es un restomod surgido de una colaboración entre Legendary GT Continuation Cars y Carroll Shelby. Toma como base un Mustang de 1968 y, además de haber sido restaurado por completo, cuenta con una serie de mejoras específicas que le añaden aún más valor.

Se subasta uno de los 20 Ford Shelby GT500 Continuation Convertible de 1968

subasta ford shelby gt500 continuation convertible 1968
Mecum Auctions

Está terminado en un tono de pintura azul sobre llantas estilo Shelby en diseño de 10 radios con un acabado negro a juego con el techo de lona retráctil. Un gran arco de seguridad protege a los ocupantes en caso de vuelco y está terminado en color negro como muchos otros elementos de la carrocería, incluyendo parachoques, logotipos, retrovisores o las míticas franjas longitudinales que recorren toda la carrocería en su parte superior.

Este Porsche 993 Turbo con estética de 959 se está subastando en España

En cuanto al interior, todo tiene un aspecto renovado y personalizado. Cuenta con un volante de madera, un salpicadero clásico con medidos incluidos y una consola central inferior simplificada. También hay una nueva tapicería de cuero para los asientos y el apoyabrazos central, ubicado entre los asientos delanteros, incluye un grabado con el emblema de Shelby y el número de la serie limitada, en este caso, el número 007.

subasta ford shelby gt500 continuation convertible 1968
Mecum Auctions

Bajo el capó se esconde un gran motor Ford V8 427 junto a una transmisión automática que envía toda la potencia a las ruedas traseras.  A nivel de chasis se ha mejorado con frenos de disco delanteros y un sistema de dirección asistida, así como muelles helicoidales delanteros.

Ahora, este exclusivo Ford Shelby GT500 Continuation Convertible de 1968, que apenas ha recorrido poco más de 30 kilómetros desde su restauración, va a salir a subasta en Indianápolis entre el 10 y el 18 de mayo. Por el momento, Mecum Auctions no ha revelado la estimación del precio de venta, aunque dada su exclusividad no será barato.

Fotos: Mecum Auctions

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.