Entre el gran abanico de muscle cars que se han producido a lo largo de las décadas, seguramente el Dodge Charger Daytona (junto a su gemelo el Plymouth Superbird) sea uno de los más característicos debido a su peculiar diseño. Si a eso le sumamos el hecho de que solo llegaron a fabricarse 503 ejemplares, cuando uno sale a subasta, más estando en el estado en que está este, el interés que despierta es muy alto.

Vídeo: Charger Daytona 1969 y Charger Hellcat 2016 en el túnel del viento

Esta unidad fue vendida en Western Dodge, Marion, Indiana, en el año 69, y lo cierto es que a pesar de su más de medio siglo de vida se encuentra en unas condiciones excelentes. Incluso tiene la documentación y una pegatina originales.

subasta Dodge Charger Daytona

El exterior está impecable y combina el color R6 Red como tono principal de la carrocería con el blanco para el voluminoso alerón y la parte correspondiente del cuerpo. Calza unas llantas de corte clásico, los neumáticos Firestone lucen una banda roja y los cromados de la zaga también parecen impolutos.

Idéntica situación hay en el interior, donde la tapicería de cuero está en perfectas condiciones, estado que comparten también el volante y la zona de la columna central, ambos terminados en madera, y los elementos de metal.

subasta Dodge Charger Daytona

El Dodge conserva su motor original, un bloque 440 Magnum V8 de 375 CV que va asociado a una caja de cambios automática A727 TorqueFlite, que forma parte del A36 Performance Axle Package, y manda toda la potencia al eje trasero, que cuenta con un diferencial. Por desgracia la casa de subastas no ha informado de cuantos kilómetros tiene en su haber.

Eso sí, Mecum Auctions no ha desvelado cuánto estima que será la puja ganadora en la subasta de este Dodge Charger Daytona de 1969, pero asumimos que no será precisamente baja.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.