Los ‘engine swap’ son algo con lo que, debido a la ITV, en España no podemos ni soñar, pero en otras partes del mundo las homologaciones no son tan estrictas, lo que da lugar a creaciones como este BMW 740i que en su interior lleva el motor V8 de un BMW M5 E39 que, para más inri, además lleva instalado un compresor.

La evolución de los motores V12 en el BMW Serie 7

De primeras llama la atención por su estado en perfectas condiciones, con la carrocería en el mismo color Alpine White y las llantas de serie, lo cual es un lujo teniendo en cuenta que le han dado un buen uso: cuenta con 53.550 millas en su haber, algo más de 86.000 kilómetros.

BMW 740i

Sin embargo, lo importante es lo que no se ve. Bajo el capó se encuentra el bloque V8 S62 de 4,9 litros de un M5 E39, del que también se tomó su caja de cambios manual de seis relaciones y que, además, se mejoró con el añadido de un compresor ESS. Pero las modificaciones para bien no terminan ahí: monta un diferencial de deslizamiento limitado (también del M5), frenos de mayor tamaño, el eje trasero de un 750i y una suspensión mejorada con piezas firmadas por Bilstein y H&R.

BMW Serie 7 2019: el buque insignia se renueva

El habitáculo también supone una grata sorpresa, puesto que combina elementos originales, como la tapicería de cuero y las molduras de salpicadero y puertas, con elementos nuevos como el sistema de infoentretenimiento iDrive con una pantalla de gran tamaño. Además, tanto el volante como el cuadro de instrumentos también se han tomado prestados del M5 E39.

Este peculiar BMW 740i se encuentra ahora mismo a subasta en Bring A Trailer, donde la puja ganadora por el momento (quedan dos días todavía) ya ha alcanzado los 40.000 dólares.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.