Este Aston Martin se convierte en el coche británico más caro

En el mismo evento en el que ofrecieron la imponente colección de Ferrari que sale a subasta, la casa RM Sotheby´s sacó a subasta el Aston Martin más importante jamás fabricado, el primero de los cinco Aston Martin DBR1 producidos por la firma británica con número de chasis 1. Los coleccionistas más pudientes del planeta pujaron por él en el evento que se ha celebrado esta pasada semana en Monterey (California) de forma paralela al famoso Concurso de Elegancia de Pebble Beach 2017.

Un vehículo tan especial que desde RM Sotheby´s afirmaban que el Aston Martin más importante jamás fabricado podría convertirse en el coche británico más caro vendido públicamente en subasta. Claro que para ello antes debía sobrepasar los llamativos 21,78 millones de dólares que pagó un comprador el pasado año en este mismo evento por un Jaguar D-Type de 1955 campeón de Le Mans. ¿Qué ha pasado finalmente? Pues que este DBR1 se ha convertido en el coche británico más caro jamás subastado tras alcanzar nada menos que 22,55 millones de dólares tras una intensa batalla de pujas.

Y en el fondo no sorprende, porque este Aston Martin DBR1/1 también es uno de los clásicos de competición más bellos jamás construidos. El DBR1 fue el bólido de competición que diseñó Aston Martin para ganar en Le Mans (objetivo que lograron en 1959 con otro ejemplar de DBR1), el equivalente británico de imponentes automóviles como el Mercedes 300 SLR o el Ferrari 250 GTO. Construyeron un total de cinco coches entre 1956 y 1958 y este es el primero de ellos.

El historial de competición de este DBR1/1 incluye participaciones como las 24 Horas de Le Mans de 1956 (se retiró tras más de 22 horas de carrera tras una avería) o la de los 1.000 km de Nürburgring de 1959 con Stirling Moss al volante. También lo han pilotado otros nombres igualmente famosos, como Carroll Shelby, Jack Brabham, Reg Parnell o Roy Salvadori, por poner unos pocos ejemplos.

Esta era la primera ocasión en la que sale a subasta un Aston Martin DBR1 en un evento público, por lo que no había registros previos que indicaran cuál era la cifra que podría alcanzar cuando el martillo golpeara la madera. Finalmente ha batido todos los récords tras venderse por 22,55 millones de dólares. En este enlace tienes el anuncio original.

Fuente e imágenes: RM Sotheby´s y Tim Scott

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.