Hay un selecto grupo de vehículos que son mundialmente conocidos. En la lista podemos incluir modelos como el Toyota Supra, el Volkswagen Golf o el Ford Mustang (conoce su historia). Son coches que, por un motivo u otro, son famosos en cualquier rincón del planeta y casi cualquiera puede identificarlos tan solo por su nombre. Sin embargo, cuando a uno de estos coches les cambias su denominación comercial, muchos son los que acaban sorprendidos.

Por ejemplo, el Mustang no se vendió con este nombre en todos los mercados y existe uno relativamente próximo a España en el que, por motivos de derechos de autor, tuvo que comercializarse con otra denominación durante casi 15 años. Esta se concretamente la razón por la que el primer Ford Mustang tuvo que llamarse T-5 en Alemania desde mediados de los años ’60 hasta 1979.

La razón por la que el primer Ford Mustang tuvo que llamarse T-5 en Alemania

ford mustang t-5

Cuando Ford decide aterrizar en el mercado alemán de la década de 1960 con su recién lanzado pony car, se encuentra con un problema comercial que le impide venderlo en el país con su nombre original. Una empresa llamada Krupp tenía registrados los derechos del nombre ‘Mustang’ para sus camiones grandes, por lo que era imposible que la firma del óvalo azul usara este nombre legalmente.

PRUEBA: Ford Mustang California Special

Según informa Carscoops mencionando a Mustang Maniac, la empresa Krupp ofreció a Ford la posibilidad de usar el nombre ‘Mustang’ a cambio de 10.000 dólares. Sin embargo, los directivos americanos declinaron la propuesta y decidieron esperar casi 15 años hasta que expiraron los derechos de autor de Krupp sobre el nombre. Este hecho tuvo lugar en 1979, momento a partir del cual Ford comenzó a vender el Mustang como Ford Mustang.

¿Y cómo comercializó el pony car durante esos 15 años en Alemania? Fácil. Los ejecutivos de Ford decidieron cambiar su nombre y bautizar al Mustang como T-5. No es un nombre aleatorio, ya que T-5 era el código interno con el que Ford identificaba al Mustang durante su fase de desarrollo.

ford mustang t-5

Los Ford T-5 de 1965 y 1966 se construyeron en Dearborn (Michgan, Estados Unidos) con algunas mejoras mecánicas para hacerlos aptos para Europa. Se incluyeron faros e intermitentes con especificaciones europeas y un refuerzo en las torretas de suspensión delanteras que mejoraba la conducción. Pero estos no eran los únicos cambios que recibía el Mustang americano para venderse en Alemania.

Los compradores alemanes no encontraban ninguna referencia a la denominación ‘Mustang’ en los coches. En su lugar, Ford reemplazó el nombre original por los logotipos T-5 en el centro del volante, la tapa del depósito de combustible, los guardabarros delanteros y, en algunas unidades, también en los tapacubos de las llantas.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.