El Suzuki Jimny Pro es uno de los pocos vehículos del mercado que no se ha dejado influenciar por las últimas tendencias del sector. No es un SUV si no un todoterreno puro con chasis de largueros y ejes rígidos; no es un coche eléctrico tiene ningún tipo de sistema de hibridación si no un simple y fiable motor de gasolina; no es gigantesco ni es capaz de romper la báscula, al revés, cuenta con unas dimensiones compactas y un peso total muy contenido para lo que se destila hoy en día…

Se puede decir por tanto que es un rara avis de libro. Y eso hace conducir este Jimny Pro sea una experiencia especial, porque aunque tiene numerosos sistemas de asistencia, al ponerte al volante te traslada a otra época. Tiene sus limitaciones, eso es evidente, pero su magia radica en su sencillez y en sus extraordinarias capacidades todoterreno.

Prueba del Suzuki Jimny Pro trasera

En su momento ya probamos la variante con cuatro plazas, hoy muy buscada y cotizada. Pero hasta ahora no habíamos probado el Suzuki Jimny Pro, la versión que reemplazó a ésta adquiriendo un enfoque profesional. Porque además de contar con solo dos asientos y con una zona de carga trasera protegida por una robusta rejilla, ahora cuenta con la homologación N1 furgón.

Esto significa que no está sujeto al pago del impuesto de matriculación cuando se vaya a dedicar al desarrollo de una actividad económica. Pero también supone ciertas desventajas, como el hecho de que tiene que pasar la ITV con más frecuencia que un turismo convencional y sobre todo, que su velocidad máxima permitida es de 90 km/h en autopistas y autovía, y de 80 km/h en carreteras convencionales.

Prueba del Suzuki Jimny Pro delantera

Pero más allá de su homologación o de su diferente configuración del habitáculo, no varía con respecto al Jimny que presentaron en 2018. Luce la misma carrocería de 3,64 metros de longitud, que descansa sobre un chasis de largueros y travesaños que es más resistente a la torsión que el de la generación anterior.

Este soporta unos ejes rígidos guiados con tres tirantes que proporcionan una buena articulación al superar obstáculos, mejorando así la capacidad de tracción. Otro aspecto positivo de contar con este tipo de esquema clásico es que la altura mínima al suelo, marcada por la carcasa de los diferenciales, no variará con independencia de lo que carguemos a bordo más allá de que se puedan deformar los neumáticos.

Prueba del Suzuki Jimny Pro carga

Y ya que menciono la capacidad de carga, decirte que al prescindir de la segunda fila de asientos ofrece nada menos que 863 litros de maletero. Un volumen muy superior a los mínimos 85 litros del Jimny de cuatro plazas. En cuanto al peso que puede transportar, es relativamente contenido: 345 kilogramos.

COMPARATIVA: Suzuki Jimny vs Suzuki Ignis

En cuanto a su motor, se trata de un bloque de cuatro cilindros de gasolina atmosférico con 1.5 litros de capacidad que proporciona 102 CV de potencia y 130 Nm de par. Se asocia exclusivamente a una caja de cambios manual de cinco relaciones y a un sistema de tracción total conectable.

Prueba del Suzuki Jimny Pro interior

Este ofrece los modos 2H, en el que envía la fuerza a las ruedas traseras, que es el que se usa por defecto para circular con normalidad en carretera o en caminos con buen firme. En el modo 4H se suma a la ecuación el eje delantero con la contrapartida de que solo podrás usarlo en situaciones de baja adherencia al carecer de un diferencial central. Y por último, el modo 4L, que es la reductora pensada para superar obstáculos a baja velocidad o para tirar de cargas pesadas.

El Suzuki Jimny Pro carece de bloqueos de diferenciales, por lo que cuando una de sus ruedas queda en el aire la labor de mandar la potencia a la rueda con agarre recae en el control de tracción. Es un sistema que funciona bien en general, pues facilita las cosas a los usuarios menos inexpertos, pero no es tan efectivo como los bloqueos de toda la vida.

Prueba del Suzuki Jimny Pro lateral

Su funcionamiento me parece lento y ciertamente brusco. Por ejemplo, si afrontas un cruce de puentes a la velocidad más baja posible comprobarás como transcurren unos segundos hasta que el sistema detecta qué rueda es la que debe frenar, lo que en ocasiones hace que perdamos por completo la inercia. Y cuando actúa lo hace con tanta contundencia que puede hacer que el neumático con grip derrape, lo que puede variar la trayectoria que habíamos elegido originalmente.

Lo bueno es que como es tan compacto, tiene unos ángulos todoterrenos excelentes y un peso que en orden de marcha es de 1.090 kilogramos, se desenvuelve como pez en el agua en campo. Y tampoco se mueve mal en carretera para ser un 4x4 de los de toda la vida, porque con sus 102 CV de potencia, puede mantener esos 90 km/h de velocidad máxima a la que legalmente puede circular en vías rápidas sin ningún problema aunque lo carguemos al máximo.

Prueba del Suzuki Jimny Pro morro

En cuanto al precio, el Jimny Pro parte de 23.868 euros con IVA pero sin impuesto de matriculación. Si le añades este último, que es del 9,75%, esa cifra se incrementa hasta los 26.195 euros. Una cantidad que le sitúa en solitario entre los vehículos todoterreno para uso profesional.

Ficha técnica Suzuki Jimny Pro
Motor Cilindrada 1.462 cc
Cilindros 4 en línea
Potencia máxima 102 CV / 6.000 rpm
Par máximo 130 Nm / 4.000 rpm
Alimentación Tipo Inyección multipunto
Transmisión Caja de Cambios Manual, 5 velocidades
Tracción Total conectable con reductora
Suspensión Delantera Eje rígido con tres tirantes y
resorte helicoidal
Barra estabilizadora
Trasera Eje rígido con tres tirantes y
resorte helicoidal
Frenos Delanteros Discos
Traseros Tambores
Dimensiones Longitud 3.480 mm (3.645 mm con rueda de repuesto)
Anchura 1.645 mm
Altura 1.720 mm
Distancia entre ejes 2.250 mm
Maletero Volumen 863 litros
Peso Peso 1.090 kg
Prestaciones Velocidad máxima 145 km/h
Aceleración 0-100 Km/h N.d.
Consumo
WLTP
Combinado 7,7 l/100 km
Velocidad baja 8,1 l/100 km
Velocidad media 6,7 l/100 km
Velocidad alta 6,8 l/100 km
Velocidad muy alta 8,9 l/100 km
Emisiones Emisiones de CO2 173 g/km Euro 6 / Etiqueta C
Precio Precio oficial Desde 23.868 euros (sin impuestro matriculación)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.