Debutó a comienzos de pasado año en el Salón de Ginebra 2017, pero no ha sido hasta ahora que he podido poner a prueba el Mitsubishi Eclipse Cross. Es realmente extraño que una marca como Mitsubishi apueste por Europa para introducir un coche tan importante. Más que nada porque suele presentar sus nuevos productos en el continente asiático. Pero todo tiene una explicación y en este caso es el tremendo éxito del que gozan esta clase de vehículos aquí.

Mitsubishi Lancer Evolution: generaciones, historia y versiones especiales

Porque lo que en un principio parecía una moda, los todocaminos, años después ya representan una cuota de mercado del 36% (en España). Pocas marcas, más allá de Land Rover o Jeep, pueden decir que llevan décadas fabricando esta clase de coches. Ese tampoco es el caso de Mitsubishi, que lleva desde 1953 en el sector 4×4 y ha creado verdaderas leyendas, como el Mitsubishi Montero (historia). Y el Eclipse Cross es el último de esta larga saga.

Mitsubishi Eclipse Cross trasera

Si conoces un poco los modelos que ha tenido la firma de los tres diamantes a lo largo de su más de un siglo de vida, quizá te suene el nombre de este coche. Pero no, no tiene nada que ver con aquel Mitsubishi Eclipse (historia) de corte deportivo. El nuevo Mitsubishi Eclipse Cross retoma esa denominación, pero añade el ‘apellido’ Cross para dejar claro que es un SUV en toda regla.

¿Cómo es en persona el nuevo Mitsubishi Eclipse Cross?

En este primera prueba del Eclipse Cross, me he encontrado con un vehículo con una estética innegablemente llamativa. Puede gustarte más o menos, pero lo que está claro es que no es discreto. Si lo miras por delante, descubres un frontal de aspecto poderoso, con una gran parrilla que se extiende hacia unos grupos ópticos afilados y dos grandes faros antiniebla en los extremos del paragolpes.

Mitsubishi Eclipse Cross frontal

Desde la parte delantera también se aprecia la presencia de un techo con abombamientos a los lados (en las versiones que no tienen el techo solar), un detalle que demuestra lo mucho que ha querido cuidar Mitsubishi la habitabilidad del nuevo Eclipse Cross. Porque viendo el perfil del coche, con una zaga que desciende abruptamente al llegar al maletero, podrías pensar que no es muy espacioso, pero gracias a detalles como el del techo o el de la banqueta trasera deslizante (20 cm de desplazamiento longitudinal), sorprende con un habitáculo amplio y además, cómodo.

La parte posterior sin duda es la que más sentimientos enfrentados despierta. Pero como decía, te guste o no, lo que es innegable es que es muy llamativo. Claro que esa peculiar trasera, con un portón del maletero con dos lunetas divididas, tiene su contrapartida. Y en este caso tiene que ver con la visibilidad trasera, que no es la ideal. Por suerte este vehículo cuenta con una batería de asistentes de conducción que permiten que esto no sea un problema.

Un interior confortable y tecnológico en el Eclipse Cross

Mitsubishi Eclipse Cross habitáculo

Al abrir la puerta y acceder al habitáculo, me encuentro con un cómodo asiento tapizado en cuero y con espacio más que de sobra para pasar horas y horas a bordo sin agobios. El diseño, la calidad de los materiales y la precisión de los ajustes están en la línea de los otros SUV de la marca. Pero claro, estoy probando un Mitsubishi Eclipse Cross 150T 8CVT Kaiteki 4WD, es decir, la variante más equipada y costosa de la gama.

Y eso no es justo, más que nada porque Mitsubishi espera que la mayor parte de las ventas correspondan al acabado intermedio Motion. Pero aunque no he tenido la oportunidad de subir a bordo de un Eclipse Cross Motion, basta con echar un vistazo a la lista de equipamiento de serie para darse cuenta de que bien cargado ‘hasta arriba’. Y lo mejor es que eso no solo sucede con el acabado intermedio, también con el más básico de todos, denominado Challenge.

Mitsubishi Eclipse Cross plazas traseras

Un equipamiento de serie muy abundante

Ya desde esa terminación, el hermano pequeño del eficiente Mitsubishi Outlander PHEV (prueba) incluye cuestiones como el retrovisor interior fotosensible, sensor de luminosidad, los sistemas FCM (mitigación de colisión frontal) o LDW (aviso de salida involuntaria de carril), además de luces diurnas de led, el climatizador automático o la cámara de visión trasera.

El que se espera que sea el más demandado, el Motion, añade a lo anterior llantas de 18 pulgadas, el Head-Up Display, sensores de aparcamiento delanteros y traseros, climatizador bizona, sistema de acceso y arranque manos libres o el sistema SDA con pantalla táctil de 8 pulgadas. Pero, ¿qué es eso de SDA? Te explico.

Mitsubishi Eclipse Cross maletero

Son las siglas de “Smartphone link Display Audio” y básicamente es la gran apuesta de Mitsubishi en lo referente a conectividad. Se trata de un dispositivo que presenta una pantalla táctil que no solo luce una imagen de mayor calidad que el sistema usado anteriormente en otros modelos de la marca, es que también queda mejor integrado.

Ofrece un funcionamiento mucho más rápido, fluido e intuitivo y añade funciones realmente interesantes, como por ejemplo, la compatibilidad con Android Auto y Apple CarPlay. Gracias a ello, la pantalla del coche se convierte en una extensión de tu teléfono móvil, desde donde puedes consultar el navegador (usa el de tu teléfono), contactos, mensajes… Y la variante tope de gama añade otros elementos, como

Un motor de gasolina poderoso, eficiente y silencioso

El Mitsubishi Eclipse Cross ya está disponible asociado a un único motor de gasolina, aunque más adelante se espera la llegada de un bloque diésel (probablemente antes de que finalice el 2018). Se trata de un propulsor turboalimentado de cuatro cilindros en línea y 1,5 litros de cilindrada, una mecánica que desarrolla 163 CV de potencia (a 5.500 vueltas) y 250 Nm (desde 1.800 rpm). El consumo medio anunciado varía entre los 6,6 y los 7,0 l/100km.

Me ha sorprendido su silencioso funcionamiento, especialmente si valoro el hecho de que el Eclipse Cross 150T 8CVT Kaiteki 4WD que he probado cuenta con un cambio CVT. Un tipo de transmisión que no suele destacar por ofrecer un grado elevado de confort, sobre todo cuando demandamos toda la potencia disponible. Pero este no es el caso del Eclipse Cross, donde no solo casi no se escucha el motor, es que también ofrece un funcionamiento rápido.

Mitsubishi Eclipse Cross palanca de cambios

Sistema de tracción S-AWC del Eclipse Cross

La otra opción es una caja de cambios manual de seis velocidades, lo malo es que esta no puede ligarse al sistema de tracción Super All Wheel Control (S-AWC). Se trata de un esquema de tracción permanente a las cuatro ruedas, algo que de entrada ya lo diferencia de la mayoría de sus rivales, que salvo en situaciones concretas suelen funcionar como tracciones delantera. Este no, este siempre envía potencia a las cuatro ruedas.

Tanto el de tracción delantera como el que equipa el sistema S-AWC disponen de un dispositivo de reparto vectorial del par en el eje delantero que ayuda a mantener la trayectoria deseada. Además, ofrece tres modos de funcionamiento que se pueden seleccionar desde un botón situado junto a la palanca de cambios. Ofrece las siguientes posibilidades y variaciones de reparto de fuerza entre el tren delantero y trasero de hasta un 80/20 a un 40/60, como puedes comprobar a continuación:

Snow: varía entre un 80/20 y un 45/55

Auto: varía entre un 80/20 y un 55/45

Gravel: varía entre un 70/30 y un 40/60

En marcha con el nuevo Mitsubishi Eclipse Cross

Mitsubishi Eclipse Cross lateral

Arranco el motor presionando un botón ubicado en la consola central, junto al volante. Su sonido apenas se percibe desde dentro del coche incluso al acelerar con más energía. La caja de cambios CVT ofrece ocho marchas virtuales y un funcionamiento suave, progresivo y rápido. Puede operar de manera totalmente automática, aunque también se pueden seleccionar cualquiera de esas ocho velocidades mediante las levas de cambio ubicadas tras el aro del volante.

Durante los primeros metros, tengo la sensación de que el motor sobrealimentado no produce esos 163 CV y 250 Nm que anuncia Mitsubishi. Quizá en el último cuarto de recorrido del pedal del acelerador sí, pero no antes. ¿La explicación? Llevaba activado sin saberlo el modo Eco, con el que se busca optimizar la eficiencia variando, entre otras cosas, el mapa del acelerador. Una vez desactivado, la cosa cambió y mucho.

Mitsubishi Eclipse Cross frenos

Ahora sí se notan esos más de 160 caballos de potencia, ofreciendo una capacidad de aceleración más que suficiente en toda circunstancia (al menos con dos personas y su correspondiente equipaje a bordo). La prueba está en el registro del paso de 0 a 100 km/h que anuncia: 9,8 segundos. Y si la aceleración es notable, también lo es la frenada, pues equipa un conjunto de frenos de disco con un diámetro de 320 mm delante y pinzas de doble pistón.

El comportamiento en carretera es estable, aplomado. Sigue con fidelidad las órdenes que transmito a través de la dirección de asistencia eléctrica e incluso en carreteras de curvas más o menos lentas, muestra un comportamiento ágil sin llegar a resultar nunca incómodo. Más bien al contrario, las suspensiones (con un esquema MacPherson delante y multibrazo detrás) filtran muy bien las irregularidades, incluso circulando por caminos.

Mitsubishi Eclipse Cross logotipo

Como decía más arriba, el Mitsubishi Eclipse Cross que he puesto a prueba se sitúa en la gama entre el ASX y el Outlander. No solo por dimensiones, también por precio. Con todas las promociones aplicadas, las tarifas arrancan en los 21.800 euros del Eclipse Cross Challenge (26.300 euros sin descuentos). Y puede llegar hasta los 31.500 euros que piden por el más equipado (36.000 euros sin descuentos).

Ficha técnica Mitsubishi Eclipse Cross 150T 8CVT Kaiteki 4WD
MotorCilindrada1.499cc
Cilindros4 en línea
Potencia Máxima163 CV / 5.500 rpm
Par Máximo250 Nm / 1.800 – 4.500 rpm
TransmisiónCaja de CambiosAutomática, 8 velocidades
TracciónTotal
SuspensiónDelanteraMcPherson, Resorte helicoidal, Barra estabilizadora
TraseraEsquema Multilink, Resorte helicoidal, Barra estabilizadora
DimensionesLongitud4.405 mm
Anchura1.805 mm
Altura1.685 mm
Distancia entre Ejes2.700 mm
AlimentaciónTipo de AlimentaciónInyección directa, Turbo, Intercooler
PesoPeso1.550 kg
PrestacionesVelocidad Máxima200 km/h
Aceleración 0-100 km/h9,8 seg
ConsumosUrbano8,2 l/100 km
Extraurbano6,2 l/100 km
Combinado7,0 l/100 km
EmisionesEmisión CO2159 g/km
PrecioPrecio final36.000 euros (31.500 euros con todos los descuentos aplicados)

 

Imágenes del Mitsubishi Eclipse Cross

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.