Seguro que recuerdas el Plymouth Prowler de mediados de los 90, uno de los coches más raros de la historia reciente, caracterizado por su diseño retro, inspirado en los Hot Rod de los años 50. Lo que no sabes es que Chrysler hizo un prototipo junto con el Jeep Wrangler para desarrollar el Prowler. Fue el Prangler.

Coches creados por valientes ‘idas de olla’ de sus fabricantes

El nombre ya dice mucho de este concept car, medio Plymouth Prowler, medio Jeep Wrangler (prueba), construido a principios de los 90. No se sabía demasiado sobre por qué la marca norteamericana fabricó este extraño modelo conceptual, hasta que un exempleado que trabajó en el departamento de prototipos abrió la boca.

Prangler, el prototipo que construyó Chrysler con el Jeep Wrangler para hacer el Plymouth Prowler

En 1993, se presentó el Plymouth Prowler Concept Car en el North American International Auto Show. Un año después, Chrysler completó el primer vehículo de preproducción. Según comenta el exempleado de la compañía, David Chyz, “en aquel momento, Ingeniería y Desarrollo de Vehículos estaban a cargo del plan hasta la producción. A la hora de desarrollar un vehículo, se basaban en qué carrocería de producción funcionaba y se ajustaba mejor para crear una mula de pruebas. Como fue el primero que se hizo, debía ser inusual”.

11 coches increíbles que cumplen 25 años en 2022

En aquella época era habitual disfrazar los prototipos de modelos de la competencia y los ingenieros de Chrysler utilizaron la cabina de un Wrangler de la generación de 1986 a 1995, elegido por su ligereza y la posición de las ruedas traseras. La marca solo documentó un puñado de fotos borrosas y un vídeo en calidad VHS que todavía se puede ver en YouTube y que te mostramos arriba. También existe un artículo de Motor Trend de 1996, contando su experiencia después de probarlo.

Hubo al menos 20 prototipos

La historia oficial dice que la compañía construyó cinco Pranglers, pero Chyz recuerda que hubo más: “Estoy seguro de que construyeron unos veinte”.  Y añade: “El principal objetivo de este coche tan raro era desarrollar el tren motriz y el chasis, la carrocería y el interior daban igual porque esas partes todavía no se habían creado”.

Chyz recuerda que los Pranglers no eran tan malos, más allá de algunos problemas de visibilidad y ruido que penetraba en el interior. Además, explica la elección del Wrangler porque “la carrocería del Jeep encajaba bien, ya que la rueda trasera estaba bien posicionada en la parte posterior, era ligero, tenía ventanillas manuales, se adaptaba fácilmente”.

Fuente: The Drive

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.