Un Porsche 924 robado en 1991 aparece accidentado en un bosque

porsche-924-robado-1991-aparece-accidentado-bosque

Historias de coches abandonados hay muchas, pero este caso no es un ejemplo de ellos. Un Porsche 924 que fue robado en 1991 ha aparecido accidentado en un bosque más de 25 años después. El vehículo, que fue denunciado como robado ante la Policía, se encuentra en el fondo de un acantilado rocoso en el corazón de un bosque, una localización que implica un elevado grado de dificultad para su rescate por problemas medioambientales.

Un profundo bosque cerca de Crater Lake, en Oregón (Estados Unidos), ha sido el hogar de este Porsche 924 durante más de un cuarto de siglo. De acuerdo con la Oficina del Sheriff del Condado de Jackson, un hombre que paseaba a su perro por un camino forestar descubrió el Porsche volcado después de seguir al animal fuera del sendero. El vehículo se encuentra atrapado contra la base de un árbol, y, aunque parece que hubiera sido accidentado hace solo unos días, los agentes determinaron rápidamente que no había sido así.

porsche-924-robado-1991-aparece-accidentado-bosque

“Los restos del bosque profundo indicaron que le vehículo había estado allí durante un período de tiempo significativo. Las etiquetas de registro expiraron en 1991”, dice la declaración del Sheriff. “Investigaciones posteriores demostraron que el Porsche había sido robado el 20 de enero de 1991 en el aparcamiento del Southside Cinema en Medford”.

Los coches abandonados de Fukushima

Al igual que este Honda NSX que fue abandonado en medio de un bosque durante años, este Porsche no ha corrido la misma suerte, ya que el deportivo japonés, al menos, no había se había despeñado por un barranco. Sin embargo, en el 924 no ha hecho mella la climatología tan agresiva de Rusia, fruto del clima más templado del noroeste del Pacífico, además de que el coche se encuentra en una zona que era “casi imposible” de divisar desde la carretera, según palabras de la Oficina del Sheriff.

porsche-924-robado-1991-aparece-accidentado-bosque

Por supuesto, un choque tan brutal como el que sufriría el Porsche para acabar en el fondo de un acantilado en medio de un bosque, ha provocado que las autoridades se pregunten por el destino de ladrón, pero los oficiales no han encontrado rastro de restos humanos en el vehículo ni en los alrededores. Los agentes ahora intentarán localizar al propietario anterior y, lo que es más importante, extraerán el coche de este lugar. “La ubicación del vehículo en terreno escarpado y accidentado presenta preocupaciones logísticas y ambientales para su eliminación. Los funcionarios de la Oficina del Sheriff están trabajando para determinar la mejor forma de actuar”, concluye la declaración.

Fuente: KOMONews vía The Drive | Fotos: Oficina del Sheriff

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here