La irrupción en estos dos últimos años de nuevos fabricantes procedentes de China está revolucionando el sector del automóvil, especialmente en mercados más tradicionales como Europa y Estados Unidos. Sin embargo, este último podría tomar medidas para vetar o restringir la comercialización de coches chinos por considerarlos una posible amenaza a la seguridad nacional.

El presidente Joe Biden, cuyo antiguo coche salió a subasta recientemente, anunció el jueves que ha dado instrucciones al Secretario de Comercio de Estados Unidos para que inicie una investigación sobre los vehículos equipados con tecnología conectada procedentes de China y otros “países preocupantes”.

Estados Unidos, a punto de entrar en guerra con los coches chinos

Joe Biden

“China está decidida a dominar el futuro del mercado automovilístico, incluso mediante el uso de prácticas desleales”, dijo el presidente Biden en un comunicado. Añadió que el país asiático está a punto de inundar las carreteras estadounidenses con vehículos que podrían representar un riesgo para la seguridad nacional.

El presidente Joe Biden condujo un Porsche 911 a 275 km/h

“Los vehículos conectados de China podrían recopilar datos confidenciales sobre nuestros ciudadanos y nuestra infraestructura, y enviarlos de regreso a la República Popular China”, dijo el máximo responsable de la Casa Blanca. “Se podría acceder a estos vehículos de forma remota o desactivarlos”.

Biden también afirmó que China impone restricciones a los fabricantes de automóviles estadounidenses. Por lo tanto, preguntó: “¿Por qué debería permitir que los vehículos conectados de China operen en nuestro país sin salvaguardias?”. Recordar que Estados Unidos ya impone restricciones a las empresas chinas del ámbito de las telecomunicaciones por temores de seguridad nacional.

Por el momento, la Casa Blanca aún no ha decidido qué acción tomará para, al menos, controlar los vehículos conectados de China que circulan por sus carreteras. El Departamento de Comercio está recopilando información y considerará redactar un reglamento que podría incluso vetar la comercialización de este tipo de coches chinos en el país.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.