El aceite es uno de los elementos clave para preservar la integridad de un motor de combustión interna. Se encarga de lubricar todas las partes móviles del interior del motor y, además, tiene propiedades que ayudan a la refrigeración. Por tanto, es importante respetar los intervalos de cambios de aceite recomendados por el fabricante y verificar los niveles periódicamente.

En el supuesto de que el nivel de aceite se encuentre cerca o por debajo del mínimo recomendable, es esencial reponerlo para asegurarnos de que no se produzca fricción entre piezas por falta de lubricación. Pero hay que tener en cuenta que no debemos superar el máximo recomendable, ya que es tan peligroso un exceso de aceite en el motor como un nivel muy bajo.

¿Qué ocurre si echamos más aceite del debido en el motor del coche?

Para muestra de lo que puede ocurrir si echas más aceite del que debe llevar el motor, en el canal de Youtube I Do Cars encontrarás un vídeo en el que Eric, el mecánico que nos muestra todo tipo de averías, va a descubrir que el motor de este Jaguar XE (prueba) de 2017, un coche con apenas 100.000 kilómetros, ha quedado totalmente destrozado debido a que alguien vertió un 37% más de aceite del que tenía que llevar en el cárter.

Cuando drenaron el aceite, descubrieron que en el interior de este V6 de 3.0 litros sobrealimentado había 9 litros de lubricante, cuando Jaguar recomienda que solo lleve 5,7 litros. Esto ha ocasionado daños graves en el motor, como muestran las escamas de metal presentes en el filtro de aceite y en el chupador, así como las muescas en los muñones de las levas.

Vídeo: así puede afectarle a tu motor si no cambias el aceite en 100.000 km

Otros indicios de que algo ha ido mal se encuentran en dos de los pistones, que no están debidamente fijos a sus bielas porque los cojinetes han quedado destrozados. Muchos de los restos de estos cojinetes se encuentran en el cárter ahora. Además, hay muestras de metal quemado en la parte inferior de las bielas y daños en las camisas de los cilindros.

Lo que ha provocado todos estos daños es un exceso de aceite en el motor. Si el nivel está por encima del máximo permitido, el movimiento del cigüeñal hace salpicar este aceite hasta convertirlo en espuma. Cuando la espuma llega a otras partes del motor que necesitan lubricación, se empieza a generar fricción y calor hasta provocar el gripaje del propulsor.

No te pierdas el vídeo (en inglés) para descubrir estos y otros efectos de llenar el motor con más aceite del recomendado.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.