Aparecer en cualquier película hace que el caché de un vehículo suba a la hora de venderse, pero si además hablamos de una saga centrada (al menos en principio), en los coches, como es Fast & Furious, todavía más. Es por eso que no extraña que el Nissan 370Z de Paul Walker se haya vendido en una subasta de Barrett-Jakcson por la nada desdeñable cantidad de 105.600 dólares, lo que supone algo más de 95.000 euros al cambio actual.

Vídeo: el nuevo Dodge Charger de Vin Diesel en ‘A todo gas 9’

Los seguidores más acérrimos de la saga estarán rascándose la cabeza puesto que, de todos los coches con los que hemos visto a Brian O’Conner (el personaje de Walker) en las películas, el Nissan no es uno de ellos. Y están en lo cierto, y es que este ejemplar entra dentro de la lista de los coches de A Todo Gas por los pelos: el vehículo era propiedad del actor y apareció como extra en Fast Five, en la que Gal Gadot se puso a su volante.

Eso sí, cuesta reconocerlo porque su imagen ha variado bastante desde entonces. Aunque el plateado sigue siendo su color de carrocería, por aquel entonces lucía un capó de carbono, llantas negras y un kit de carrocería diferente. Su imagen ahora es incluso más llamativa, puesto que el calzado es de un color azul eléctrico, los laterales tienen nuevos vinilos y la zaga la corona un enorme alerón.

Nissan 370Z de Paul Walker

El habitáculo también ha recibido algunas modificaciones, pero de menor calado, como es un volante nuevo y un asiento Recaro con arnés en color aguamarina.

Es lógico que cualquiera esperase que el Nissan 370Z de Paul Walker estaría preparado de alguna manera, pero lo cierto es que es completamente de serie, manteniendo su motor 3.7 V6 atmosférico de 332 CV asociado a una caja de cambios manual de seis velocidades.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.