Hace 23 años se estrenó la primera película de la exitosa saga ‘A todo gas’ y ahora hemos sabido que uno de los coches protagonista de aquella primera entrega, el Nissan 240SX de Letty terminó en un desguace. Durante el rodaje, se utilizaron más de uno, pero el más importante ha desaparecido para siempre.

Según recoge Motor1.com, Craig Lieberman, asesor técnico de los coches en las primeras películas de la franquicia, compartió el destino del 240SX que condujo Letty (Michelle Rodriguez) en la primera entrega en un reciente vídeo publicado en YouTube. Si alguien es un experto en los coches estrella de ‘Fast and Furious’ es él.

El Nissan 240SX de Letty en ‘A todo gas’ terminó en un desguace

Según Lieberman, se utilizaron tres unidades del Nissan 240SX de Letty en el rodaje, de los cuales dos para acrobacias, denominados Stunt One y Stunt Two. Ambos conservaban el motor original, pero tenían modificaciones para la película. El tercero era un coche que el equipo alquiló a su propietario, James. Bajó el capó, tenía un motor SR20DET de 400 CV al que se le añadió un kit de carrocería Zeal y se pintó en un tono morado, aunque en la película parece magenta debido a los filtros utilizados para las cámaras.

Los coches de ‘A todo gas’: todos los vehículos de ‘Fast and Furious’

Según cuenta Lieberman, los dos primeros modelos siguen vivos, se volvieron a utilizar en ‘A todo Gas 2’ y están en manos del canal de YouTube Furious Garage. Actualmente, están siendo reconstruidos con las mismas especificaciones que en la primera película. En cambio, el tercero no ha tenido la misma suerte. Volvió a manos de su propietario después de la película y, tras numerosos reportajes y exhibiciones, pasó por varios dueños hasta que, en 2009, su último dueño desmontó el motor y vendió el resto a un desguace.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.