Tras el ET7, un modelo con el que quiere plantar cara al Tesla Model S y que llegará a ciertos mercados europeos en 2022, NIO ahora presenta su hermano pequeño, un NIO ET5 que tiene como objetivo ponerle las cosas difíciles al superventas Tesla Model 3. Se lanzará en China el año que viene pero todavía no se ha confirmado que vaya a venderse en Europa.

Viajamos a Nueva York para conocer el NIO ES8

Como si de una matrioshka se tratase, la compañía china no se ha complicado ni un ápice a nivel estético, creando un modelo idéntico al previo, pero en un formato de dimensiones más compactas: 4.790 mm de longitud, 1.960 mm de anchura, 1.499 mm de altura y 2.888 mm de batalla.

NIO ET5

Es una berlina de proporciones atléticas, algo a lo que contribuye la línea de caída del techo, que le otorga un aire bastante cupé; y que sigue el mismo camino que el ET7 a la hora de apostar por una carrocería de formas suaves, sin nervios y con unos grupos ópticos minimalistas. Su coeficiente aerodinámico es de 0,24.

En el interior el diseño es sencillo y prescinde de controles analógicos, centrando toda la información en el cuadro de instrumentos de 10,2 pulgadas, la pantalla tipo tablet de la consola central y el Head-Up Display llamado PanoCinema, que proyecta una pantalla a seis metros del coche y que cuenta con realidad aumentada.

NIO ET5

El NIO ET5 solo va a estar disponible como modelo de tracción integral, con 489 CV de potencia y 700 Nm gracias a la combinación de dos motores, uno de 150 kW en el eje delantero y otro de 210 kW en el trasero. No se ha anunciado su velocidad punta, pero sí que acelera de 0 a 100 km/h en 4,3 segundos.

El sistema de propulsión puede estar alimentado por baterías de tres capacidades:

  • Standard: 75 kWh y 550 kilómetros de autonomía
  • Long Range: 100 kWh y 700 kilómetros de autonomía
  • Ultra Long Range: 150 kWh y más de 1.000 kilómetros de autonomía

NIO ET5

Además, los compradores pueden adquirirlas en propiedad o bajo el servicio BaaS (Battery as a Service), un modo de suscripción que permite acudir a las estaciones del fabricante para intercambiar la batería por otra que esté completamente cargada.

Su precio en China arrancará en 328.000 yuanes (45.779 euros) con las baterías en propiedad y de 258.000 yuanes (36.000 euros) con el formato BaaS.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.