Pese al avance en la electrificación y a los continuos anuncios de los diferentes fabricantes que han puesto fecha al fin de la producción de vehículos de combustión (y no olvidemos la prohibición de la UE de vender coches nuevos de combustión a partir de 2035), los motores térmicos todavía están lejos de desparecer. Hay compañías trabajando en alternativas a los combustibles fósiles, como los e-fuel o el hidrógeno. Por ejemplo, una empresa austríaca ha desarrollado un motor de hidrógeno de cuatro cilindros y 2.0 litros con más de 400 CV.

En el vídeo de Motorsport.tv que te mostramos abajo, puedes escuchar cómo suena este motor de hidrógeno de alto rendimiento desarrollado por AVL Racetech y que podrían montar los coches de competición del futuro. El motor aúlla como debe hacer un propulsor pequeño de alto rendimiento.

Así suena un motor de hidrógeno de cuatro cilindros, 2.0 litros y más de 400 CV

En el banco de pruebas, el motor de hidrógeno de cuatro cilindros desarrolla una potencia de 410 CV a 6.500 vueltas y un par máximo de 508 Nm. Como se indica en el vídeo, no es fácil distinguir el sonido del que podría producir un motor de gasolina equivalente. Incluso, a simple vista, podría pasar por un motor de gasolina normal, aunque, si lo analizamos más en profundidad, hay diferencias notables.

«El hidrógeno es una molécula muy reactiva. Le gusta encenderse en todas las superficies que puedas imaginar: calientes, gotas de aceite caliente, bujías demasiado calientes, válvulas calientes. Existe un gran riesgo de preignición», explica Paul Kapus, responsable de motores de encendido por chispa y prototipos de AVL Racetech.

Hyundai ha creado un motor que resuelve un gran problema de la combustión de hidrógeno

Por su parte, el ingeniero jefe de desarrollo, Nilton Dinaz, explica con más detalle los retos a los que se enfrenta la empresa: «El hidrógeno es un combustible realmente peculiar. Necesita moderar el propio proceso de combustión porque arde rapidísimo. Por eso lo enfocamos con inyección de agua».

Objetivo: Le Mans 2026

Tal y como publica Motor1.com, la alta presión es un hecho en los motores de hidrógeno. El colector de admisión y los raíles de combustible están diseñados específicamente para utilizar el combustible. Y se trata de un combustible muy seco frente a la gasolina, que es líquida. Los inyectores de combustible necesitan lubricación e incluso hay un turbocompresor específico para el hidrógeno. Las presiones son muy altas, por lo que la construcción básica del motor debe soportar esa presión sin estallar.

Más adelante, la empresa austríaca pasará a una nueva fase en la que probará el motor en circuito y, si todo va bien, podría haber coches con motor de hidrógeno en las 24 Horas de Le Mans en 2026.

Imagen destacada: AVL Racetech.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.