La primera ley de Newton dice que "los objetos se mueven en línea recta a velocidad constante, a menos que actúe sobre él una fuerza”. Sin embargo, el físico y profesor de la Universidad de Plymouth, Mike McCulloch, está dispuesto a desafiar al físico británico del siglo XVII, con un motor cuántico ‘imposible’ que no necesita combustible y ya funciona.

Se llama Quantum Drive y ha sido construido por la compañía estadounidense IVO Limited partiendo de un concepto llamado Quantized Intertia desarrollado por McCulloch. Para el investigador británico la definición de Newton no llega a explicar del todo cómo funciona la inercia y propone revisarla aplicando las extrañas leyes que rigen el mundo cuántico.

Motor cuántico ‘imposible’ que no necesita combustible ya funciona

motor cuántico 'imposible'

Según publica El Confidencial, el pasado 11 de noviembre alcanzó la órbita baja de la Tierra el satélite Barry-1 a bordo de un Falcon 9 de SpaceX, equipado con dos motores cuánticos que están siendo sometido a todo tipo de pruebas. Si ambos propulsores las superan, podríamos entrar en una nueva era en el sector aeroespacial.

Lo interesante del motor cuántico ‘imposible’ es que no necesita combustible para moverse, sino que lo hace basándose en el funcionamiento de la mecánica cuántica, la rama de la física que estudia la dinámica de las partículas elementales, como los electrones y los fotones. Estas partículas pueden existir en diferentes estados, llamados superposiciones, que son combinaciones simultáneas de dos o más posibilidades.

Porsche cree que la prohibición de los motores de combustión en Europa se podría retrasar

Según explicó Richard Mansell, director de IVO, “no es que hayamos roto las leyes de la física y hayamos dado con una nueva física, sino que estamos ampliando nuestra física actual con más física, que es en lo que todos los científicos deberían trabajar y no tener miedo". Estos motores ya han conseguido el movimiento deseado en las pruebas de laboratorio y ahora se está probando en el satélite Barry-1, con configuraciones y niveles de potencia ligeramente diferentes para demostrar si el concepto funciona o no.

El satélite utiliza el empuje que proporciona los motores cuánticos para subir y bajar su posición en órbita. Según el Mando de Defensa Aeroespacial Norteamericano (NORAD, por sus siglas en inglés), que rastrea todos los satélites que hay en el espacio, el Barry-1 se está desplazando ahora mismo a 7,6 kilómetros por segundo.

Brian Wang, responsable de Next Big Future, asegura que, si en los próximos meses ven que el satélite aumenta su velocidad en lugar de caer de su órbita tendrán la prueba definitiva de que este revolucionario motor cuántico funciona. La intención es que el Barry-1 alcance los 50 milinewtons de empuje para elevar un satélite a una órbita superior. No obstante, si alcanza una velocidad superior a los 7,6 km/s ya se podrá decir que produce empuje. En esta web puedes seguir la trayectoria del satélite en tiempo real.

Imagen destacada: IVO Limited.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.