Si eres un jefe de Estado o de gobierno, o un multimillonario que teme que puedan atentar contra su vida, tenemos una interesante información de compra para ti. Y, si no perteneces a ese (más bien reducido) grupo, un coche muy curioso que parece sacado de una peli de James Bond. Hablamos del Mercedes S 680 Guard 4Matic, la versión blindada de la actual Clase S. Un vehículo repleto de ‘gadgets’ impresionantes para salvar la vida a sus influyentes ocupantes… y con un precio acorde a sus abultadas posibilidades, claro.

Una de las novedades principales de este modelo es que, como su nombre ya indica, cuenta con tracción total. Y es la primera vez que un automóvil blindado de la marca alemana cuenta con este sistema, desde que empezara a fabricarlos allá por 1928. Además, se ha adaptado la suspensión, el motor (el ya conocido V12 de los Mercedes-Maybach S 650, que desarrolla 612 CV) y la transmisión, para asegurar que el comportamiento dinámico del coche es prácticamente igual al del modelo de base. A pesar de que pesa casi el doble que este: 4.200 kg.

Mercedes S 680 Guard disparos

El otro gran foco de atención es que, en lugar de partir de la carrocería estándar y añadirle un tratamiento ‘bulletproof’, esta vez se le ha instalado una estructura interior específica. Y por encima va una especie de recubrimiento de aluminio, que es lo que vemos en las fotos. En cuanto a las ventanas, disponen de lo que llaman un ‘sándwich’ de capas protectoras. Y las interiores están tratadas con policarbonato, para proteger a los pasajeros de las astillas.

Desde luego, todo esto sirve para hacerlo aún más resistente que sus predecesores. Cumple, de hecho, con el estándar balístico VPAM VR10, que es el más alto para vehículos civiles. En el test, la carrocería y las ventanas deben demostrar que pueden aguantar un ataque con un rifle de asalto con munición antiblindaje.

El Ferrari 458 Speciale de AddArmor, aunque no lo parezca, está blindado

El Mercedes S 680 Guard lo hizo con creces, pues tanto el techo como los laterales y el suelo recibieron tres estrellas de tres. Y eso que Mercedes incluso decidió utilizar maniquíes ultrarrealistas, con estructuras que imitan los huesos y los tejidos blandos. Todo, para asegurarse de que lo ocupantes no recibían ningún daño, ni siquiera superficial.

Extra de tecnología

Pero claro, tratándose de un Clase S para potentados, la cosa tecnológica no podía quedar ahí. Las (pesadísimas) puertas cuentan con un sistema inteligente, que no solo permite abrirlas y cerrarlas sin esfuerzo en llano; también saben cuándo se ha aparcado en pendiente, y se ajustan solas. Añádele a eso un sistema de extinción de incendios automático, y otro que inyecta aire fresco en la cabina para contrarrestar ataques con humo o gases irritantes.

Y, desde luego, para atender a los gustos de los afortunados futuros dueños, hay más de 80 opciones de personalización: pantallas OLED, iluminación de ambiente activa… Los únicos extras de la Clase S que no están disponibles, informan desde Mercedes, son aquellos que pudieran comprometer la misión protectora del coche, como el techo solar, por ejemplo. Aunque no queremos ni imaginarnos cuánto puede costar esta berlina en modo ‘full equip’, si su precio de partida está en 457.100 euros… sin IVA.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.