Mercedes tuvo, con su Clase G, el objetivo de crear un todoterreno que pudiera con todo, y vaya si lo consiguieron. Se trata de una máquina atemporal que ejemplifica a la perfección como debe ser un vehículo off-road pero hay algo contra lo que no podía: el armamento pesado. Es normal, puesto que se trata de un vehículo civil, pero Gruma y Armored Car le han dado una nueva vuelta de tuerca creando un Mercedes G500 4×4² blindado.

Vídeo: Mercedes-Benz G500 4×4² vs Ford Raptor, lo último de Top Gear

Como queda claro, ambas compañías se han basado en la variante 4×4², todavía más extrema y capacitada para afrontar todo tipo de obstáculos, que además cuenta bajo el capó con un motor 4.0 V8 biturbo de 416 CV. Aunque se trata de un bloque bastante potente, lo han dejado de serie, lo que quizá haga que se quede corto teniendo en cuenta el resto de modificaciones que le han aplicado.

Y es que, aunque no han concretado el nivel de protección balística con el que cuenta, el blindaje que le han aplicado (tanto a la carrocería como a los cristales y los bajo, incluso a las ruedas) hace que sea capaz de resistir el impacto de fusiles de asalto y también de aguantar las explosiones de minas antitanque.

Mercedes G500 4×4² blindado

Esto ha hecho que la imagen del Mercedes G500 4×4² blindado sea bastante distinta que la del modelo serie, ganando todavía más contundencia y asemejándolo directamente a un tanque: los paneles de la carrocería son todavía más angulosos, tiene estribos específicos, la defensa delantera parece un ariete, los faros están cubiertos con rejillas de metal, tiene luces auxiliares en techo y la zaga se ha convertido en una pequeña cama que aloja una rueda de repuesto.

Para el habitáculo el enfoque ha sido ligeramente distinto, buscando maximizar el confort y utilizando materiales como la fibra de carbono o el Alcantara para tapizar los asientos.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.