El Mercedes 190 E 2.5-16 Evolution II cumple 30 años desde su presentación oficial y para conmemorarlo, repasamos su historia. Fue en el Salón de Ginebra de 1990, celebrado entre el 8 y el 18 de marzo, cuando Mercedes-Benz mostró por primera vez esta berlina deportiva de altas prestaciones. Un modelo creado con un único fin: homologar la variante de competición de mismo nombre que competiría con éxito en el Campeonato Alemán de Turismos.

PRUEBA: Mercedes 300 SL Roadster

El Mercedes 190 E 2.5-16 Evolution II es un coche exclusivo. Y decimos esto no solo por su limitada producción, pues se construyeron a penas 502 unidades. También por su precio, pues en su momento costaba 115.259 marcos alemanes, una tarifa que multiplicaba por más de tres lo que costaba el modelo de acceso a la gama, el Mercedes 190 E 1.8. Para que te hagas una idea, esa suma equivale a unos 125.000 euros de hoy en día.

Mercedes 190 E 2.5-16 Evolution II trasera
El Mercedes 190 E 2.5-16 Evolution II durante su debut en el Salón de Ginebra de 1990.

Esa limitada producción, el precio elevado, una estética de auténtico coche de competición y los éxitos deportivos han convertido al Mercedes 190 E 2.5-16 Evolution II en todo un icono entre los aficionados al motor. También conocido como 190 E EVO II, esta berlina es una versión mejorada del 190 E 2.5-16 Evolution de 1989 y este, a su vez, una evolución del 190 E 2.3-16 de 1984.

Así es el Mercedes 190 E 2.5-16 Evolution II

Mercedes 190 E 2.5-16 Evolution II motor
El motor 2.5 de cuatro cilindros producía 235 CV en la versión de calle y hasta 373 CV en la de competición.

El ‘corazón’ del 190 E 2.5-16 Evolution II es el motor M 102 de cuatro cilindros, una versión más desarrollada del bloque del EVO I. El trabajo de mejora fue llevado a cabo por Jörg Abthoff, jefe de desarrollo avanzado de motores, y sus colegas Rüdiger Herzog, Dag-Harald Hüttebräucker y Rudolf Thom. Apostaron por reducir la carrera y aumentar el diámetro de los cilindros, disminuyeron el peso de las bielas, modificaron el cigüeñal y los árboles de levas y elevaron la zona roja a las 7.700 rpm.

De esta forma, el propulsor de cuatro cilindros en línea y 2.5 litros de cilindrada pasó de entregar unos respetables 195 CV a producir nada menos que 235 CV. Un dato que permite que el Mercedes 190 E 2.5-16 Evolution II pase de 0 a 100 km/h en 7,1 segundos y alcance una velocidad punta de 250 km/h. Unos datos que hoy en día siguen siendo más que respetables.

Mercedes 190 E 2.5-16 Evolution II lateral
El alerón, los abultados pasos de rueda y el prominente faldón delantero marcan la estética de esta berlina de alto rendimiento.

Eso sí, aunque las variantes de competición usaban el mismo motor, este contaba con numerosas modificaciones que permitían elevar la potencia de 235 a nada menos que 373 CV. Este fue el último motor empleado en el DTM por Mercedes que fue desarrollado por el departamento de motores de la marca antes de que AMG se hiciera cargo de esta tarea.

Subastan un Mercedes 190E 2.5-16 Evolution II

Una de las características más destacadas del Mercedes 190 E 2.5-16 Evolution II es su aspecto. La carrocería recibió multitud de cambios para mejorar el rendimiento aerodinámico y el comportamiento. Los pasos de rueda, por ejemplo, crecieron para dar cabida a unas ruedas más grandes con llantas de 17 pulgadas de diámetro, frente a las de 16” de su predecesor. El chasis se hizo más rígido y la carga aerodinámica aumentó con un faldón delantero que proporcionaba hasta 21,3 kg de apoyo y un alerón trasero ajustable que generaba hasta 57,1 kg de carga.

Mercedes 190 E 2.5-16 Evolution II interior
El habitáculo presentaba pequeños cambios con respecto a los 190 E normales.

El debut de la variante de competición del Mercedes 190 E 2.5-16 Evolution II tuvo lugar el 16 de junio de 1990 en el famoso circuito de Nürburgring. Ese mismo año, antes del fin de la temporada, todos los equipos que corrían con Mercedes pasaron a utilizar esta versión mejorada y con notables resultados.

Mercedes 190 E 2.5-16 Evolution II competición
El Mercedes-Benz 190 E 2.5-16 Evolution II DTM logró su primera victoria el 5 de agosto de 1990 en el aeródromo de Diepholz con Kurt Thiim al volante.

Destacan la primera victoria que obtuvo el modelo el 5 de agosto de 1990 (en la foto superior), el subcampeonato de 1991 y el título de campeón de 1992, con otros dos Evolution II completando el podio ese mismo año. De hecho, en 1992 el 190 E 2.5-16 Evolution II se alzó con la victoria en 16 de las 24 pruebas de la temporada. Su última participación en el DTM fue en 1993, en la que logró de nuevo un subcampeonato.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.