Hacer una lista con los mejores coches deportivos Citroën que ha habido en la historia de la firma de los dos chevrones es complicado. Principalmente porque este tipo de selecciones se basan en decisiones subjetivas. Aun así, hemos intentado ser lo más objetivos posible para hacer este ranking. De lo que no cabe duda es de que todos los que figuran en la lista, lo merecen. ¿Cuál es tu preferido?

Citroën BX GTi

mejores coches deportivos Citroën

El primer modelo de este ranking con los mejores coches deportivos Citroën de la historia de la firma gala es el BX GTi. Un compacto deportivo de finales de los '80 y principios de los '90 que hacía las delicias de todos aquellos padres 'quemados' que querían un vehículo que emocionase... pero también familiar.

Su propulsor de cuatro cilindros y 1,9 litros de cilindrada entregaba 160 CV de potencia, que para esa época era muchísimo. No en vano, era una bala y la velocidad se dejaba sentir mucho en el interior. ¿Lo más importante? Superaba la tonelada de peso por muy poco. Sintomático.

Citroën C2 VTS

mejores coches deportivos Citroën

Es el modelo más joven de toda esta lista, aunque hay que reconocer que ya tiene sus años. Pero este Citroën todavía sigue viéndose bastante por la calle, y siendo una opción muy atractiva si quieres comprar un pequeño GTI de segunda mano a cambio de no demasiado dinero.

Estos son los 9 mejores coches deportivos Honda que se han fabricado

Como ya podrás imaginar, el C2 se situaba justo en un escalón inferior al del C3. Un micro urbano 'hormonado' con un motor de 1,6 litros y 16 válvulas capaz de entregar 122 CV para algo más de 1.150 kg de peso en esta versión VTS. Su comportamiento dinámico resultaba excepcional.

Citroën AX GTi

mejores coches deportivos Citroën

Muchos de los que están leyendo estas líneas a buen seguro recordarán al mítico Citroën AX GTi, uno de los mejores coches deportivos Citroën que se han conocido. Y es que el fabricante galo siempre ha sido especialista en elaborar pequeños utilitarios muy ligeros y con una potencia considerable.

Eso por no hablar de una puesta a punto muy conseguida, a falta de tener en su catálogo deportivos más tradicionales. Este vehículo en concreto montaba un motor de inyección de casi 1,4 litros de cilindrada con 100 CV de potencia... para mover tan solo sus aproximadamente 800 kg de peso.

Citroën ZX Volcane

mejores coches deportivos Citroën

Da la casualidad que durante los últimos meses he tenido la oportunidad de disfrutar de un Citroën ZX Volcane desde muy cerca. Un modelo del segmento C, potenciado hasta los 130 CV a partir de su bloque de inyección de gasolina cuya cilindrada alcanza los 1,9 litros. Un motor atmosférico muy disfrutable.

Este francés es uno de esos coches ágiles que sabe transmitir muy bien las sensaciones a su conductor. Su propulsor va ligado a una caja de cambios de cinco relaciones y, dado su bajo peso, no resulta del todo complicado mantener medias de consumo inferiores a los 10 l/100km.

Citroën Saxo VTS

mejores coches deportivos Citroën

El Saxo fue el descendiente directo del AX. Un utilitario con mucha mala leche en su variante VTS que todavía sigue resultando atractivo, si bien encontrarlo en buen estado en el mercado de ocasión es casi una proeza. La mayoría tienen multitud de modificaciones o están muy... 'usados'.

Estos son los 9 mejores Peugeot deportivos de la Historia

Pero quien tenga uno de estricta serie tiene un tesoro. Un coche especialmente divertido de conducir gracias a su bajo peso, de poco más de 900 kg, y a un motor de gasolina de 1,6 litros de cilindrada que erogaba unos 120 CV de potencia. Además, consumía poco y no era incómodo para usarlo a diario.

Citroën Xsara VTS

mejores coches deportivos Citroën

El último de los modelos en esta lista de los mejores coches deportivos Citroën de toda la historia de la marca francesa es el Xsara VTS. Lo que hoy vendría a ser un hot-hatch o un compacto deportivo, pero con una carrocería de casi tres volúmenes que le permitía disponer de un gran maletero.

Es al que más cariño le guarda un servidor, ya que fue su primer coche. Un modelo que ofrecía unas sensaciones espectaculares y una muy buena dinámica de conducción. Con su motor de 2,0 litros y 167 CV de potencia, corría muchísimo. Y es que su peso se situaba por debajo de los 1.200 kg.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.