Estos días se está celebrando el Tokyo Auto Salon y Mazda, jugando en casa, ha apostado por sacar el lado más deportivo de tres de sus modelos, los MX-5, 3 y CX-5, presentando tres prototipos que hacen uso de elementos sacados de su división de competición.

Mazda3 TCR: el nipón llega al mundo de la competición

Todos ellos comparten una serie de detalles comunes tanto estéticos como mecánicos y de equipamiento, a los que luego suman mejoras específicas.

tokyo-auto-salon-Mazda-Motorsport

Entre las características compartidas, destacan el llamativo color gris en su carrocería que se combina con detalles rojos en la parte inferior de los laterales, un círculo cada uno con el número de su modelo y el texto de ‘Mazda Motorsports’ en las puertas. También montan ganchos para el remolcaje, llevan instalado un sistema de suspensión deportiva, tiene sistemas de escape específico y cuentan con frenos con discos de mayor tamaño. También el habitáculo suma asientos de competición con arneses de seis puntos y volantes y palancas de cambios tapizados en Alcantara.

tokyo-auto-salon-Mazda-MotorsportEn cuanto a las mejoras particulares, el Mazda MX-5 calza llantas RAYS de 17 pulgadas envueltas en neumáticos Bridgestone Potenza, tiene un nuevo kit aerodinámico, luce un nuevo alerón, tiene una barra antivuelco de cuatro puntos, una barra antitorsión, pedales de aluminio y todo el interior tapizado en Alcantara.

El Mazda3 también estrena kit de carrocería, barra antitorsión, llantas RAYS pero de 18 pulgadas y neumáticos Bridgestone Potenza. Por su parte, el CX-5 monta unas RAYS de 20 pulgadas, tiene un juego de pedales deportivos y un acabado para el habitáculo con un enfoque premium.

PRUEBA: Mazda CX-30 Skyactiv-X 180 CV

 

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.