A Ken Block se le conoce principalmente por sus gymkhanas, pero eso hace que a mucha gente se le olvide que también participa en distintas competiciones (con mayor o menor suerte). Una de a las que es más asiduo es al Rallycross, en la que ha corrido durante varias temporadas, pero este año le dará un giro porque se pasará a la categoría de eléctricos sobre, como no podía ser de otra manera, un Ford Fiesta.

Copilotos por un día… ¡en un Ford Fiesta WRC!

La propia organización lo ha anunciado en Twitter confirmando que será parte del Projekt E Series, una competición paralela de apoyo para la atracción principal en la que corren modelos 100% eléctricos:

Dada la relación de Block con Ford, es lógico que su montura sea un Fiesta, aunque lógicamente no se trata de un ejemplar al uso. La compañía austriaca de Stard Advanced Research and Development ha partido de un Fiesta Mk.VIII para crear un compacto misil de cero emisiones propulsado por un sistema formado por tres motores, que se combinan para desarrollar 613 CV de potencia y un par máximo de 1.000 Nm. Sería interesante conocer su tiempo en la aceleración de 0 a 100 km/h, pero el dato no se ha hecho público. Sin embargo, sí se sabe que su velocidad punta es de en torno a 240 kilómetros.

En el tweet se muestran, además, dos bocetos de los laterales del coche, que parece no tener modificaciones aerodinámicas distintas a lo habitual en los ejemplares que corren en RX. En la decoración la carrocería bitono blanca y negra comparte protagonismo con diversas líneas de colores, así como con los patrocinadores habituales del piloto, como Monster o su propio equipo, Hoonigan.

Vídeo: Ken Block pone a prueba a su Cossie V2 contra un Fiesta R5

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.