El circuito más famoso del mundo se prepara para entrar de lleno en el siglo XXI adoptando la tecnología de inteligencia artificial de nueva generación. En los próximos dos años se realizará una inversión de 11 millones de euros en el circuito de Nürburgring que permitirá implementar numerosas mejoras en seguridad para monitorizar toda la pista con cámaras y nuevos paneles luminosos de LED.

La importante actualización digital beneficiará a todos los usuarios del circuito, incluidos los conductores privados que se recorren la pista durante los famosos Touristenfahrten y los pilotos de carreras que compiten en diferentes modalidades.

La nueva infraestructura, que estará operativa en 2025, aunque las obras de mejora comenzarán este invierno, utilizará tecnología de cámaras e inteligencia artificial y será uno de los proyectos de construcción más completos que recibe el circuito en sus casi 100 años de historia.

Con una inversión de 11 millones de euros el circuito de Nürburgring implementará numerosas mejoras en seguridad

Nurburgring

En los próximos dos años, se construirá una infraestructura completamente nueva alrededor de la pista de carreras, incluidos los cimientos para mástiles a prueba de tormentas donde se instalarán cámaras especiales de alta definición. También se realizarán movimientos de tierra para tender cables de fibra óptica y de alimentación, así como sistemas fuera de la red para el suministro de energía y la instalación de paneles LED para señales digitales de advertencia.

Los nuevos sistemas basados en inteligencia artificial podrán detectar peligros, accidentes y otros eventos no programados en el circuito. Esto ayudará al equipo de control de operaciones a tomar medidas efectivas e inmediatas. Además, en el futuro se advertirá automáticamente al resto de usuarios del circuito de situaciones de peligro a través de los nuevos paneles LED que se instalarán.

Los 7 coches alemanes más rápidos en Nürburgring

Por último, todas las imágenes e información captada por las cámaras se enviarán directamente al centro de control de operaciones del circuito de Nürburgring a través de cables de fibra óptica, lo que permitirá al personal tomar medidas adicionales en cuestión de segundos. La inteligencia artificial se ajustará y adaptará continuamente a la pista durante las operaciones.

Se espera que todas estas mejoras reduzcan el número de accidentes en el Infierno Verde y que mejoren la seguridad en un circuito que cada año recibe a miles de visitantes de toda Europa que están decididos a poner en práctica sus habilidades al volante enfrentándose a 21 kilómetros muy técnicos repletos de curvas y cambios de rasante.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.