Una marca propiedad de General Motors, GM Defense LLC, construirá un nuevo vehículo para el ejército de Estados Unidos tras haber logrado hacerse con un contrato valorado en 214,3 millones de dólares (190,8 millones de euros). El coche en cuestión será el nuevo Vehículo del Escuadrón de Infantería, o ISV por sus siglas en inglés (Infantry Squad Vehicle).

AM General NXT 360, la evolución del Humvee americano

Diseñado para proporcionar una rápida movilidad terrestre, el ISV ha sido creado para el transporte ligero y ágil de hasta nueve miembros de un escuadrón de infantería en el campo de batalla. El vehículo, además, es lo suficientemente ligero como para ser transportado por aire en un helicóptero UH-60 Blackhawk y lo bastante compacto como para ser cargado en el interior de un helicóptero CH-47 Chinook de transporte aéreo.

GM construirá un nuevo vehículo para el ejército de Estados Unidos, el Infantry Squad Vehicle, tras ganar un contrato de 214 millones

Infantry Squad Vehicle

El vehículo para el ejército de Estados Unidos que fabricará General Motors está basado en el pick-up mediano Chevrolet Colorado ZR2 2020, el cual ha perdido su carrocería original y ha sido reemplazada por una estructura tubular, un cristal delantero y un capó con faros integrados. Además, aprovecha hasta el 90% de las piezas comerciales disponibles, incluidos los amortiguadores Multimatic y los componentes de la suspensión Chevrolet Performance.

En cuanto al motor elegido, el ISV está equipado con una unidad turbodiésel de cuatro cilindros y 2.8 litros con 186 CV de potencia asociado a un cambio automático de seis velocidades. GM Defense asegura que la fiabilidad y el rendimiento de los componentes del ISV han sido probados en la agotadora carrera ‘Best in the Desert’. El Colorado es uno de los únicos cuatro vehículos que han completado once ediciones consecutivas de esta carrera, entre un total de 434 competidores que lo han intentado.

Infantry Squad Vehicle

El ejército de Estados Unidos adquirirá inicialmente un loto de 649 vehículos que tendrán un coste aproximado de 330.000 dólares por unidad (294.000 euros). Sin embargo, el coste por unidad es probablemente mucho más bajo, ya que el contrato contempla la “construcción, colocación y mantenimiento del Infantry Squad Vehicle (ISV) del ejército”, lo que significa que también incluye mantenimiento. En total, el ejército espera sumar 2.065 vehículos en los próximos años.

“De hecho, es un honor aprovechar la experiencia de nuestra empresa matriz como uno de los fabricantes de automóviles más grandes del mundo para diseñar, construir y entregar las mejores tecnologías disponibles para los hombres y mujeres de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos y nuestros aliados”, dijo David Albritton, presidente de GM Defense.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.