El Dodge Charger de Toretto es uno de los coches de “A todo gas” más famosos. Pese a que las primeras entregas tenían el tuning como protagonista, el modelo americano conducido por uno de los protagonistas enloqueció al espectador, convirtiéndose en una imagen para la saga. Ahora, Craig Lieberman, asesor técnico de la franquicia “The Fast and the Furious”, nos cuenta la historia de esta unidad.

Vin Diesel interpretando a Dominic Toretto
Vin Diesel interpreta a Dominic Toretto.

Craig Lieberman nos cuenta que unos cinco coches Dodge Charger fueron utilizados en la primera entrega de la saga. Si bien, muchos de ellos fueron unidades de 1970, algunos de ellos modificados para las escenas de acción, encontrando solo una unidad de 1969. Todos estos años ha habido mucha confusión sobre el motor utilizado en este espectacular coche, y sí se trataba de una mecánica real.

El Dodge Charger de Toretto y su imponente motor

En una de las escenas más importantes de la película, cuando Toretto enseña por primera vez su creación, vemos en primer plano el Dodge Chargerde Toretto con el imponente motor que sobresale del capó. Este motor fue prestado por un fabricante de motores, pero solo se usó para esta escena. El resto de escena fueron grabadas sin este corazón, siendo mecánicas Mopar V8.

De la misma manera, el señor Lieberman cuenta que el sonido que emite el coche de Toretto corresponde al de un Hemi, y un Hemi de aspiración natural, no sobrealimentado. Particularmente podemos agradecer que así fuera, ese motor atmosférico a pleno rendimiento es una delicia para nuestros oídos. Por lo tanto, el enorme motor supercargado que se ve en el resto de escenas sería falso.

Los coches a escala de A todo gas

Otra de las escenas más importantes de la película tiene como protagonista nuevamente al Charger, a Toretto y un “caballito”. Lieberman cuenta que para completar esa escena recurrieron a tanques de nitrógeno, sistema con el que consiguieron que el eje delantero del Charger buscara el cielo. Se agregó humo y con ello nos dejaron una de las mejores escenas de la saga.

Dodge Charger de Toretto levanta las ruedas delanteras
Mítica escena de la película en la que el Dodge Charger de Toretto levanta las ruedas delanteras.

En cuanto a las unidades que sobrevivieron a la película, se conoce su ubicación, o al menos en parte. Dos de ellos se mantuvieron intactos, siendo uno propiedad de Universal Pictures y otro de una colección privada en Italia. Sin duda, un coche que de por sí era especial pero que alcanzó la fama gracias a la saga de “Fast and Furious”. ¿Estará en “A todo gas 9”?

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.