Gareth Bale achaca sus lesiones musculares a conducir un Lamborghini

No es un secreto que los futbolistas y los deportivos de altas prestaciones son dos mundos que van cogidos de la mano, lo que sorprende es que las sensaciones de estos vehículos sean capaces de llegar a lesionar a los deportistas. El último ha sido Gareth Bale, quien achaca sus lesiones musculares a conducir un Lamborghini, concretamente el Huracán LP 610-4.

No te pierdas: Los jugadores del Real Madrid recogen sus Audi para 2016

El jugador galés del Real Madrid, según detalla el diario Wales Online, sufre dolores musculares en las piernas cada vez que se sube a uno de estos deportivos de la firma italiana. Desde el pasado mes de julio, Bale forma parte del Auto Vivendi Super Club Car, un exclusivo club que le permite conducir vehículos de alta gama a elección dentro de las fronteras del Reino Unido.

La pertenencia a este selecto club le supone al extremo izquierdo del equipo blanco 45.000 euros anuales. El pasado verano, Gareth Bale publicó la imagen que encabeza este artículo junto a un Lamborghini Huracán LP 610-4 y un Ferrari FF en un aeropuerto privado. En su momento, Ryan Giggs también descubrió que subirse a este tipo de vehículos no era bueno para su carrera como futbolista dadas las múltiples lesiones musculares que le provocaban.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here