Ford y Heinz quieren ‘cocinar’ piezas de coches a partir de tomates

ford-tomate-heinz

Ford y Heinz se alían para fabricar piezas para coches a partir de tomates. Ambas compañías investigan la utilización de fibras de tomate para desarrollar bioplásticos más sostenibles y reducir así la utilización de productos petroquímicos. Aunque la noticia sea cuanto menos extraña, todo lo que sea reducir el impacto medioambiental generado en la fabricación de vehículos -y en el posterior reciclaje- es algo que nos beneficia a todos.

¿Tienen algo que ver el ketchup con el Ford Mustang? Por el momento no, pero Ford y Heinz están trabajando en el desarrollo de componentes para automóviles fabricados a partir de las fibras del tomate. La marca de salsa de tomate más famosa del mundo está buscando nuevas formas de aprovechar las pieles, semillas y tallos de los más de dos millones de toneladas de tomates que emplean anualmente para producir su producto más conocido.

heinz-coches-ford

Su intención es utilizar las pieles deshidratadas de tomates para fabricar abrazaderas de cables o compartimentos portaobjetos como los que se utilizan para guardar monedas y otros objetos de pequeño tamaño, por ejemplo. “Estamos estudiando si este derivado alimentario puede resultar útil para su uso en el proceso de fabricación de automóviles”, cuenta Ellen Lee, especialista técnica de Ford en investigación de plásticos. “Nuestro objetivo es desarrollar un material ligero y resistente que cumpla con los requisitos de nuestros vehículos y, al mismo tiempo, reduzca nuestro impacto medioambiental”.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here