‘Sleeper’ es la manera que tienen en Estados Unidos de decir “las apariencias engañan” cuando se trata de carreras de aceleración. También podríamos hablar de un ‘lobo con piel de cordero’, pero ya sea usando una fórmula u otra, lo cierto es que esta Ford Transit encarna a la perfección el concepto.

Vídeo: Ford construyó una Transit con motor de Focus RS y otra de estilo ST

A primera vista lo único que puede hacer sospechar es ver la carrocería bastante más baja de lo que suele ser normal, pero el resto hace pensar incluso que se trata de un ejemplar bastante destartalado de la furgoneta, con una pintura bitono no en el buen sentido y en la que incluso asoma el óxido por alguna parte.

Ahora bien, cuando se pone a calentar goma en la línea de salida y genera una considerable humareda ya queda claro que no estamos ante una Transit normal:

Y es que aunque por fuera sea un Ford, por dentro tiene nada menos que el corazón V8 turbo de un Lexus. El bloque, además, no es completamente de serie, sino que incorpora todo tipo de modificaciones para mejorar su rendimiento en las carreras de cuarto de milla. Esta particular creación ya se dejó ver en algunas pistas el año pasado, pero su evolución ha continuado hasta el punto que es capaz de completar los 400 metros en 12,5 segundos cruzando la meta a 179 km/h.

Lástima que no sepamos cuánta potencia genera ese propulsor, pero tiene que se una buena cantidad de caballos para que, pese al peso y su mala aerodinámica, la Ford Transit sea capaz de hacer el cuarto de milla en un tiempo tan ajustado.

Ford Transit: 50 años de historia

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.