Ford ha presentado una nueva campaña diseñada para ayudar a mejorar la seguridad de conductores y ciclistas y, al mismo tiempo, reducir la contaminación y el tráfico. Bajo el nombre “Share the Road”, esta iniciativa puesta en marcha por la compañía estadounidense busca fomentar el espíritu de comprensión y respeto entre todos los usuarios de nuestras carreteras, aportando al mismo tiempo una nueva perspectiva para unos y otros gracias a la nueva experiencia de realidad virtual “WheelSwap”.

Así es el Ford GT más especial del mundo

La iniciativa “Share the Roadde Ford ha sido presentada en Madrid en un evento en el que han participado el consejero delegado de Ford España, Jesús Alonso; responsable de la Unidad de Normativa de la DGT, Javier Villalba; el director de Seguridad Vial del RACE, Tomás Santa Cecilia; o el presidente de la Asociación de Ciclistas Profesionales, José Luis de Santos, entre otros. El acto ha estado moderado por el conocido periodista y presentador, Carlos García-Hirschfeld.

Durante la presentación de “Share the Road”, el presidente y consejero delegado de Ford España, Jesús Alonso ha destacado que “desde Ford, como fabricantes de coches, tenemos nuestro rol en la ciudad y en la carretera, por no hablar de una gran responsabilidad en materia de seguridad. Por ello, trabajamos día a día e invertimos muchos recursos para hacerlo de manera no solo activa, sino también positiva.”

Uno de los atractivos de esta campaña es el innovador sistema de realidad virtual “Wheelswap”, con el que buscan generar una mayor empatía entre ciclistas y automovilistas. Esto es posible gracias a que esta tecnología permite a los conductores ver desde el punto de vista del ciclista lo aterrador que puede resultar que los coches adelanten demasiado cerca, giren sin utilizar los intermitentes o abran las puertas sin comprobar si se aproximan bicicletas.

Otra versión permite a los ciclistas comprobar lo que supone para los conductores que se salten los semáforos en rojo, circulen por calles de un solo sentido en sentido contrario o se desvíen inesperadamente. Y es que conforme aumenta el número de habitantes de ciudades que se decantan por el uso de la bicicleta, los puntos de fricción entre los conductores y los ciclistas se convierten, tristemente, en algo cada vez más habitual.

Más de 1.200 personas de cinco países europeos participaron en la investigación inicial, y el 70% de los que probaron “WheelSwap” mostraron una mayor empatía hacia sus compañeros conductores y ciclistas frente a los que no lo hicieron. Además, el 91 por ciento afirmó que cambiaría sus hábitos en la carretera. Según Ford, tan solo dos semanas después de experimentar “WheelSwap”, el 60 por ciento había cambiado de hábitos en sus trayectos diarios.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.