En Estados Unidos, el sector de las autocaravanas y camper van tiene una gran representación en el mercado. Esto lleva a muchos fabricantes a ofrecer auténticas casas rodantes con todo tipo de comodidades. Otros, sin embargo, prefieren llevar al extremo sus propias creaciones, como es el caso del modelo que protagoniza estas líneas. Se fabricó en 2008, tiene todo tipo de comodidades y se denomina Ford F-750 World Cruiser.

Las mejores y más lujosas autocaravanas del mundo

Peter Dunkel es la persona detrás de esta criatura. Este acaudalado coleccionista de coches decidió invertir 6 millones de dólares (5,3 millones de euros) para convertir un Ford F-750 en lo que más tarde fue bautizado como World Cruiser. La enorme pick-up de Ford sirvió como base para esta autocaravana, pero casi todo lo demás fue modificado cuidadosamente.

Ford F-750 World Cruiser
Mecum Auctions

Lo que más llama la atención es su tamaño. La carrocería y el chasis se alargó considerablemente y la anchura aumento en 56 centímetros con respecto a las cotas originales del F-750. Además, se reforzaron casi todos los aspectos del vehículo, lo que permitió que el World Cruiser pudiera transportar en la cama más de 3.600 kilos de carga. Además, la cama está hecha de metal de 1,3 cm de espesor.

Ford F-750 World Cruiser, la autocaravana de los excesos

Mientras que el exterior es el de una especie de Monster truck, el interior ofrece una serie de comodidades de las grandes autocaravanas americanas. Los pasajeros encontraban una moqueta de rombos a juego con la tapicería de cuero beige que reviste los asientos, el salpicadero y las puertas.

Ford F-750 World Cruiser
Mecum Auctions

Al interior se accede a través de un escalón lateral para salvar la gran altura libre al suelo del Ford F-750 World Cruiser. Dentro hay dormitorios completos, un baño con ducha que proporciona agua caliente sin propano, un fregadero, un horno y una sala de estar con una televisión de pantalla plana como pieza central.

Desde el exterior se aprecia la unidad de aire acondicionado en la parte superior, así como las dos ruedas de repuesto montadas al lado. Bajo el capó, un motor turbodiésel Carterpillar de 300 CV con un impresionante par máximo de 1.600 Nm. Todo ello está gestionado por un cambio automático Allison de seis velocidades que le permite circular a velocidades de hasta 110 km/h con un suministro de combustible proveniente de unos depósitos con una capacidad de 230 litros.

Ford F-750 World Cruiser
Mecum Auctions

El F-750 World Cruiser se fabricó en 2008 y, según señalan desde The Drive, salió a subasta en Mecum Auctions en 2013. Sin embargo, el vehículo no llegó a venderse (estaba tasado en un valor de entre 400.000 y 580.000 euros) y entendemos que sigue siendo propiedad del coleccionista de coches Peter Dunkel.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.