En los últimos cinco años el auge del movimiento camper ha sido total, pero lo cierto es que se trata de un tipo de turismo y de vehículos realmente antiguo, que viene de muchas décadas atrás. Las marcas están empezando a ofrecer modelos camperizados de fábrica, pero no es algo nuevo para ellas, como demuestra la Ford Econoline Kilimanjaro, que data de nada menos que de 1969.

Es un modelo de lo más peculiar, pues se trata de una furgoneta transformada en una suerte de cuartel móvil para cazadores. Según la nota de prensa oficial de la época de Ford, es “un vehículo robusto y espacioso con tracción en las cuatro ruedas diseñado para maniobrar a través de selvas pantanosas o arenas del desierto que lleva cazadores, rifles, municiones y una radio de dos vías”.

Ford Transit Trail 2023, la camper de Ford de aspecto robusto

La temática de la caza no es precisamente sutil y es que sobre el tono beis de la carrocería, hay un vinilo con estampado de leopardo que recorre el vehículo al completo en su sección media.

Ford Econoline Kilimanjaro

Es lo que más llama la atención a primera vista, pero hay detalles incluso más interesantes. Para empezar, horadado en la propia carrocería, tras la puerta del conductor, hay varios escalones que forman una escalera con la que poder subir al techo, algo útil si se complicaba la situación ante animales salvajes.

Pero lo más llamativo es que en ese mismo lateral, la parte trasera podía plegarse, abriendo el coche hasta el techo. Por la forma en la que la sección plegada, no era para hacerlo en movimiento, si no en estático, lo que invita a pensar que estaba pensado para que los cazadores disparasen desde ahí.

Ford Econoline Kilimanjaro

Además, no faltan elementos útiles como la rueda de repuesto del techo, los grupos de luz auxiliares o la presencia de dos latas para transportar combustible, aunque su ubicación en el paragolpes delantero a priori no parezca la más indicada.

El Ford Econoline Kilimanjaro se presentó a modo de prototipo y nunca llegó a producción, al menos que se sepa. Hay muy poca información al respecto, pero según distintas publicaciones, estuvo presente en el Salón del Automóvil de Chicago, probablemente en 1970, y se dejo ver en eventos años más tarde, pues un ejemplar de Ford Dealer Magazine de 1974 muestra como en septiembre del año anterior estuvo en una cita de autocaravanas.

Fuente: Motor1

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.