La burbuja de los coches clásicos por el momento no tiene visos de estallar, lo que hace que se sigan pagando auténticas barbaridades por según que modelos. Ferrari puede estar orgullosa de que sus clásicos ocupen un lugar predominante en este campo, con modelos como los 250 GTO de entre 1962 y 1964 alcanzando cifras de hasta 70 millones, pero es que incluso versiones menos exclusivas, como el Ferrari 250 GT SWB, pueden superar los 10 millones.

PRUEBA: Ferrari 250 GTO

Esto hace que, por raro que parezca, digamos que hacerse con una réplica de este por “solo” un millón de dólares sea prácticamente una ganga. GTO Engineering es consciente de que ahí hay un nicho de mercado, así que se dedica a crear copias que, al contrario de los originales, están creados para ser conducidos y usados.

Ferrari 250 GT SWB

No nos malinterpretéis, los originales también fueron concebidos para ello, pero dudamos mucho que un coleccionista que haya invertido una cantidad de ocho cifras en uno se vaya a poner a correr con ellos.

Precisamente ese es el hueco que rellenan las creaciones de GTO Engineering. Toman como base modelos más normales de la marca del Cavallino Rampante, por norma general 330 o 365, y los reconstruyen con un nuevo chasis, nueva carrocería de aluminio y un nuevo motor V12.

Ferrari 250 GT SWB

Los compradores pueden elegir el bloque con una capacidad de 3.0, 3.5 o 4.0 litros de desplazamiento (cada uno con 300 horas de trabajo detrás) en función de sus gustos. Los compañeros de Car and Driver pudieron probar una unidad equipada con el intermedio, que desarrolla 315 CV y es capaz de mover sus apenas 975 kilos de peso de 0 a 100 km/h en seis segundos y de alcanzar 241 km/h de punta.

Aunque la réplica es fiel al original, la compañía permite a los clientes sumar facetas modernas a su Ferrari 250 GT SWB, tales como el aire acondicionado o distintos tipos de sistemas de audio.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.