Hay muchas figuras que han marcado el mundo del deporte del motor, pero entre ellas quizá sea la de Ayrton Senna una de las que más destaque. El malogrado piloto de Fórmula 1 contaba por legiones sus seguidores y era un espectáculo cada vez que pisaba la pista, calificativo que también se podría aplicar a su garaje privado.

ayrton senna anuncio coche ford corcel
Ayrton Senna anunciando el Ford Corcel II

Y es que los coches que tenía Ayrton Senna eran muy variados, de todo tipo y en su mayoría auténticas joyas, aunque lo más destacado es que prácticamente ninguno fue adquirido por él. Senna, de naturaleza humilde, no destinaba sus ingresos a una tarea de marcada opulencia como es coleccionar deportivos y vehículos de lujo, pero eso no impedía que muchas marcas regalaran sus coches al campeón.

El más conocido de su colección es el Honda NSX original, pero lo que mucha gente no sabe es que en realidad tenía tres unidades del deportivo, dos en negro y una de color rojo. El modelo se creó dada la implicación de la marca en la fórmula y, aunque las bases se sentaron pronto (motor 3.0 V6 de 274 CV), surgió un modelo un poco “blando” que el propio Senna, tras probar y no quedar muy convencido, ayudó a poner a punto. El resultado fue el bólido que todos recordamos.

Los coches de Fernando Alonso

Pero el NSX podríamos considerarlo la cúspide de su garaje, y para llegar a ella pasó por modelos más modestos que siempre fueron unidos a los fabricantes que él representaba en competición.

coches de calle de Ayrton Senna: Honda NSX

La primera marca a la que se unión su nombre fue a Ford, con quien competía en la Fórmula Ford 2000. Su talento no tardó en traducirse en victorias, que a su vez sirvieron para convertirle en imagen de la marca, promocionando modelos como el Corcel II de 1983 con motor de etanol y varias versiones del Escort XR3, del que recibió una unidad como regalo.

Mercedes E190 2.3 Cosworth de Ayrton Senna

Más adelante juntaría su camino con Mercedes. El fabricante alemán aprovechó la vuelta la Nürburgring (a su sección Südschleife) y la victoria de Ayrton en la prueba para obsequiarle con un E190 2.3 Cosworth, modelo presentado ese mismo fin de semana y que la marca había anunciado que iba a competir en el DTM. No sería sino el primer coche con el logo de la estrella que poseyera, ya que más tarde sumó un SL600 Convertible y un 500SEC.

El Mercedes-Benz 190 E 2.5-16 Evolution II cumple 25 años

Meses antes de su muerte en 1994 sumaría otro modelo a su garaje, en esta ocasión un familiar pero que no dejaba de lado el carácter deportivo: un Audi S4 Avant. El Station Wagon contaba con un motor 4.2 V8 de 270 CV, transmisión manual de seis marchas y tracción integral quattro. Senna solo pudo utilizarlo durante 5.000 kilómetros.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.