Aunque los automóviles son cada vez más seguros y están equipados con sistemas antirrobo más eficaces, los ladrones siguen ingeniándoselas para llevárselos. Los datos son preocupantes: en España se roban 37.000 vehículos al año.

No solo en España, también en toda Europa los robos de vehículos son preocupantes. En algunos países se denuncian de 500 robos al día (más de 150.000 al año). Italia, República Checa, Suecia, Francia y Grecia conforman el Top 5 de países con más robos.

En España se roban 37.000 vehículos al año

En este sentido, España es el 17º país con más robos de vehículos de Europa, con una media de 100 coches y motos robados al día. Esto supone 37.000 coches robados según el último estudio de Confused.com.

El Ministerio de Interior señala al respecto que sólo se recuperan el 10% de todos los vehículos robados. Asimismo, en cuanto al perfil de los ladrones, la gran mayoría de los robos (85%) son improvisados y tan solo el 15% son planeados. En su mayoría, los ladrones son jóvenes que actúan en grupo y tienen entre 20 y 27 años.

Reduce las posibilidades de robo de tu coche con esta barra antirrobo por solo 17 euros

Según explica Tracking, empresa experta en localización de vehículos, “el aumento de robos de motos en nuestro país no tiene que ver con la delincuencia organizada. Más bien con la rentabilidad económica que le supone al ladrón revender las piezas del vehículo sustraído. A esto le sumamos la complejidad que supone para la policía hacer un seguimiento del vehículo una vez se ha despiezado”.

Consejos para disminuir el riesgo de robo de motos

España roban vehículos

Teniendo en cuenta la situación actual, los propietarios están cada vez más preocupados por tomar todas las medidas posibles para evitar el robo de sus motos. Para facilitar la protección de los vehículos, los expertos en seguridad de Trackting ofrecen estos cinco consejos:

No dejar las llaves puestas: parece una obviedad, pero las paradas rápidas que se hacen en el día a día pueden salir muy caras. Lo mejor es buscar un aparcamiento y llevarse siempre las llaves, ya que no se sabe quién puede andar al acecho.

Instalar un GPS antirrobos: gracias a los avances de la tecnología, empresas como Tracking ofrecen localizadores antirrobo GPS prácticamente invisibles, que se instalan en el vehículo y permiten su localización en el caso que la moto desaparezca.

Vídeo: así roban estos ladrones un BMW M2 en dos minutos

Escoger correctamente el lugar para aparcar: está claro que una moto es un vehículo frágil, sobre todo si el grupo de ladrones tiene tiempo para maniobrar.  Robar una moto es tan fácil como levantar el vehículo y meterlo en uno más grande como una furgoneta. Como se ha mencionado anteriormente, la mayoría de los ladrones van en grupo y roban sin planearlo, así que mejor intentar evitar sitios dudosos al aparcar.

Aparcar lejos de la carretera: si la mayoría de los robos consisten en meter el vehículo en uno más grande para transportarlo a otro sitio, un factor clave es intentar dejar la moto lo más lejos posible de la carretera, donde sea difícil llegar con una furgoneta.

El garaje siempre es la mejor opción: aunque no sean sitios totalmente seguros, donde no se garantiza al 100% que la moto esté a salvo de los ladrones, los garajes ofrecen un extra de seguridad. Además, sumados a elementos como el GPS antirrobos, permite garantizar una seguridad mucho mayor.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.