Se presentó al mundo hace unos días, con un precio de 23 millones de euros y solo tres unidades, y las especulaciones sobre sus dueños se dispararon enseguida. Hablamos del Rolls-Royce Boat Tail, el nuevo modelo de hiperlujo de la marca británica. Ahora, parece que unos nombres empiezan a emerger, aunque no de manera oficial. Según la prensa inglesa, el coche nuevo más caro del mundo podría haber sido comprado por Beyoncé y Jay-Z. La pareja de artistas estadounidenses sería la propietaria de la primera unidad de este vehículo realizado a mano, y los responsables del aspecto general y los detalles que hemos conocido.

Así lo ha asegurado una fuente de la industria al diario The Telegraph, añadiendo además que ambos han dejado sus firmas en distintos lugares del coche. Él lo habría hecho debajo del logo de la parrilla, antes de que se colocara; ella, bajo la insignia trasera; y ambos habrían estampado sus rúbricas en el colector del motor.

Un Porsche 914 protagoniza la foto con más éxito en Instagram

Junto a la palabra de esta fuente anónima, se acumula toda una serie de indicios que apuntan en la dirección de que este exclusivo automóvil ha sido comprado por Beyoncé y Jay-Z. Rolls-Royce afirma en la nota de prensa que el Boat Tail está pintado en dos tonos especiales del “color favorito del cliente: el azul”. Es bien conocido que este es el caso de la ‘power couple’ de la música pop, cuya primera hija se llama precisamente Blue Ivy.

Rolls-Royce Boat Tail

La compañía informó asimismo de que dispone de un refrigerador doble diseñado específicamente para guardar las botellas de champán Armand de Brignac del cliente a su temperatura ideal, 6 grados. No solo eso: también tiene sus medidas exactas y su código de color. Y se da la casualidad de que Jay-Z es uno de los propietarios de esta marca exacta de espumoso, que compró en 2014. Hace unos meses vendió el 50% de sus acciones a LVMH, por una cantidad que no se ha conocido, pero aún conserva el otro 50%.

Por último, la familia Carter-Knowles suele pasar sus vacaciones en la Costa Azul, el lugar que el coche evoca, y allí suelen irse de pícnic. Algo que encaja con el set de objetos de lujo que esconde la cubierta de madera de Caleidolegno trasera. Este incluye una sombrilla automática, dos sillas de fibra de carbono, bandejas extraíbles, cubertería, cristalería, caviar…

Rolls-Royce Boat Tail

Incluso el director de Diseño de Carrocerías de Rolls-Royce, Alex Innes, ha sugerido esta posibilidad al decir que se reunió “varias veces con el propietario y su mujer en su casa” y que son “maravillosamente hospitalarios”. Según Innes, hablaron sobre “el sentido de ser anfitrión y sobre la grandeza” que debía exhibir el coche. E hicieron un viaje de prueba con todos los objetos a bordo a 250 km/h para asegurarse de que no hubiera traqueteos. Nadie se extrañaría, desde luego, de que estas dos estrellas del pop y el hip-hop fueran así de exigentes.

Fuente: The Telegraph.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.