La venganza es un plato que se sirve mejor frío, o eso debió pensar el protagonista de esta noticia. El dueño de una tienda de recambios pagó la última nómina de un ex empleado con 91.000 monedas cubiertas por lo que parece ser aceite de motor. No contento con ello, el jefe decidió que era una buena idea arrojar la enorme cantidad de monedas sobre la entrada a la vivienda del empleado.

Paga una multa de tráfico con dos cubos llenos de monedas

Andreas Flaten es el antiguo trabajador que recibió la mitad de su última nómina en 91.000 moneadas tras dejar el empleo. Flaten trabajaba en la tienda de repuestos para el automóvil A OK Walker Autoworks, de Miles Walker, según informan desde The Drive. Walker, en lugar de abonar su última nómina, que correspondía a dos semanas de trabajo, utilizando un cheque, decidió abonarlo en efectivo, con monedas de un centavo.

El dueño de una tienda de recambios paga la última nómina de un ex empleado con 91.000 monedas cubiertas de aceite de motor

Según informan desde NBC News, Walker afirmó haber pagado a Flaten con 100.003 centavos, 750 monedas de diez centavos, dos cuartos, una moneda de cinco centavos y un cheque a Flaten. Estas monedas fueron arrojadas en la entrada a la vivienda del ex empleado, junto a un sobre con el cheque y lo que parece ser aceite para motores que cubría todo el efectivo.

El New York Times y Associated Pres informan de que Walker dijo que “no podía recordar si arrojó las monedas en la casa de Flaten”. A todo esto, el dueño de la tienda de repuestos sentenció que “le pagaron, eso es todo lo que importa”.

Flaten ha denunciado a su antiguo jefe por haber pagado los 910 dólares de su última nómina de esta vengativa forma. Sin embargo, el portavoz del Departamento de Trabajo de Estados Unidos, Eric R. Lucero, dijo que “no hay nada en las regulaciones que dicte en qué moneda se le debe pagar a al empleado”, según informa el canal de televisión KIRO 7 de Seattle.

Esto significa que A OK Walker Autoworks no ha incumplido ninguna norma al pagar la última nómina de su ex empleado con 91.000 monedas. A pesar de ello, el Departamento de Trabajo de Estados Unidos ha demandado a la empresa por eludir su responsabilidad de pagar horas extras.

Esta no es la primera vez que alguien decide pagar una gran suma en monedas. Por ejemplo, este hombre pagó el registro de sus coches con 300.000 monedas en 2017. Lo último que sabemos es que Flaten estaba limpiando las monedas del supuesto aceite y preparándolas para cobrar. Por supuesto, no se sabe nada acerca de los motivos que han llevado al propietario de la tienda de repuesta a cobrarse tan descarada venganza.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.