Se acerca el verano y, con él, las altas temperaturas, lo que invita a refrescarse en la playa o en una piscina. Pero al propietario de una pick-up en Israel se le ocurrió llenar de agua la cama trasera para convertirla en una piscina. Aparentemente, puede parecer una idea ingeniosa, pero no lo es tanto cuando hay niños dentro… mientras circula. Lógicamente, el conductor de esta pick-up convertida en piscina fue detenido por la policía.

La propia policía de Israel difundió la foto que acompaña a la noticia, donde se puede ver a cuatro niños bañándose en la plataforma del vehículo llena de agua. Según informan medios locales, la pick-up fue vista circulando entre el tráfico con dos niños en la improvisada piscina, poniendo en riesgo la seguridad de los menores. Imagina por un momento qué hubiera paso de caso de una frenada brusca.

Detenido un conductor que circulaba en una pick-up convertida en piscina con niños dentro

El conductor recibió una citación por conducción temeraria y tendrá que dar explicaciones al juez. Sobra decir que un vehículo de estas características no está diseñado para acoger una piscina improvisada y que los pasajeros nunca pueden viajar fuera de la cabina.

Según informa el diario Times of Israel, la región de Sharon, donde fue interceptada la pick-up, sufrió la primera gran ola de calor del año, registrando temperaturas de 37 grados. Quizá esto motivara la alocada decisión del dueño del vehículo, aunque no es justificable de ningún modo. Seguramente, este conductor se lo piense de nuevo antes de cometer una locura como esta, por mucho calor que haga.

Imagen destacada: Policía de Israel

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.