No todo es de color de rosas, y a veces una impresionante colección de coches puede esconder secretos no demasiado lícitos. Esto mismo ha sucedido en México, donde la Policía ha tenido que incautar una colección de 41 vehículos de toda índole a Raymundo Collins, el director del Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores de México.

Este Ferrari 458 Spider embargado a la mafia ahora es de la Policía

A principios de año, Collins fue acusado de desviar al menos 331.000 dólares mientras ocupaba su puesto de director. El 14 de enero de este mismo año, la Interpol ordenó el arresto del mexicano, lo que dio pie a confiscar su extensa colección de coches.

Incautada una colección de 41 vehículos

Y es que el gusto de Raymundo Collins en lo que a automóviles se refiere no era precisamente barato. La predilección del mexicano por los coches americanos ha conseguido que el valor total de su colección oscile entre el medio millón y un millón de pesos.

Nápoles esconde cientos de coches abandonados en un túnel construido en el siglo XIX

Entre ellos se encuentran varias unidades del Ford Mustang de primera generación, un Ford T, un Lincoln Cosmpolitan de 1951 y un Cadillac Deville entre otros clásicos americanos. Pero es que la cosa no termina aquí, ya que Collins también era propietario de varias motos de agua y de diferentes quads.

Sin lugar a dudas, la colección resulta impresionante al conseguir incluir en ella algunos de los vehículos más icónicos del otro lado del charco. De momento, se desconoce el futuro que le depara a estos 41 coches, pero todo apunta a que terminarán siendo subastados como ha ocurrido en otros muchos casos semejantes.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.