Un recordatorio más de que nunca debemos beber y conducir, ya que, además de ir en contra de las normas del código de circulación, también afecta a nuestra capacidad para controlar el vehículo y permanecer alerta a los elementos de nuestro entorno. Los hechos tuvieron lugar la semana pasada en Arlington, Texas (Estados Unidos), donde un conductor ebrio cayó con su coche a una piscina.

Un hombre de 85 años ‘aparca’ su Ford Mondeo en la piscina

El Departamento de Policía de Arlington informó de que el incidente tuvo lugar en el 3500 de South Center Street, y una publicación en las redes sociales del departamento muestra un Mitsubishi Lancer de color rojo totalmente sumergido en el interior de una piscina. Al parecer, el conductor de este Mitsubishi tuvo que atravesar un muro bajo de piedra y una cerca de madera después de salirse de la carretera y acabar en el interior del patio trasero de la propiedad.

Un conductor ebrio cae con su coche a una piscina

Las fotos son un claro ejemplo de la magnitud de lo sucedido, ya que podemos ver al Lancer rojo descansando en el fondo de la piscina mientras el agua lo cubre por completo. Por suerte, nadie resultó herido en el accidente, aunque las cosas podrían haber sido mucho peores si alguien hubiera estado dentro o cerca de la piscina en el momento en el que el vehículo se abalanzó hacia la vivienda.

Un Jeep Liberty acaba dentro de una piscina durante una fiesta

La Policía afirma que el conductor del Mitsubishi Lancer que acabó dentro de una piscina en Texas fue arrestado por conducir en estado de embriaguez. Por el momento se desconoce lo que ocurrirá con el conductor, pero si es declarado culpable, se enfrentará a una multa bastante elevada, al pago de los daños ocasionados por su negligencia al volante y a la suspensión de su permiso de conducir.

Fotos: Arlington Police, TX (Twitter)

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.