El Subaru Impreza WRC del 97 de Colin McRae es, posiblemente, uno de los coches de rallyes más icónicos de la historia. En dicha temporada el conocido piloto estrenaba nuevo compañero, Nicky Grist, y el mundial estrenaba una nueva regulación, reemplazando al hasta entonces Grupo A, el tope de las categorías, por los World Rally Cars.

Subaru Impreza 22B STI, el antepasado del WRX STI

Como parte de esta nueva categoría, el Subaru era un vehículo de la vieja escuela, sin mucha electrónica y eminentemente analógico: su motor 2.0 turbo tetracilíndrico se combinaba con una caja de cambios manual de seis velocidades y con un sistema de tracción integral a las cuatro ruedas.

Ahora, los compañeros de Carfection han tenido la oportunidad de subirse al Subaru Impreza WRC del 97 de Colin McRae que compitió en tres pruebas de aquella temporada: el Safari, en el que quedó campeón; Argentina, donde consiguió una segunda plaza; e Indonesia, donde tuvo que retirarse tras arrancar una rueda en un percance.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.