Conocer cómo se producen los siniestros viales es fundamental para avanzar en la prevención y reducir el número de víctimas mortales en la carretera. Y, para conseguirlo, es preciso reconstruir los accidentes. De esto se encarga un grupo especializado, creado en 2003, el ERAT, cuyo objetivo es descubrir qué ocurrió para que un viaje terminara en tragedia. Te explicamos cómo se reconstruye con exactitud un accidente de tráfico.

El Equipo de Reconstrucción de Accidentes de Tráfico (ERAT), de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, está compuesto por diez personas capaces de reconstruir, con minuciosidad y utilizando una sofisticada tecnología, el escenario de un accidente y explicar qué causó el siniestro vial.

Cómo se reconstruye un accidente de tráfico

prueba drogas control guardia civil

Cada año, el ERAT suele investigar entre 30 y 35 accidentes de tráfico. ¿Cuándo entra en acción? En tres casos: cuando es un accidente muy grave o complejo (con muchos heridos o fallecidos, si está implicado un autobús o hay muchos vehículos involucrados); en apoyo a los equipos de atestados u otras unidades de la Guardia Civil que trabajan por toda España, y cuando lo requiere un juzgado porque necesita un informe pericial de reconstrucción de accidentes.

En los dos primeros casos, la intervención del ERAT es inmediata. Aquí suele iniciarse la investigación a partir de las diligencias, el atestado o los informes que haya realizado la fuerza policial que intervino primero. En ambos casos, la forma de actuación es similar:

  • En una primera fase, se procede a la recogida de datos de los factores que intervienen en el accidente: la vía, los vehículos y las personas implicadas. En la vía, se inspeccionan señalización, geometría, pendiente, peralte, rampa, cuneta, visibilidad, etc.
  • En cuanto a los vehículos, se anota su posición tras la colisión, la huella que hayan dejado o los restos que hayan quedado tirados. También se inspeccionan los vehículos para comprobar, entre otras cosas, el estado de los elementos de seguridad pasiva y activa (cinturones de seguridad, airbags, etc.) y las deformaciones (si ya no están en el lugar del siniestro se trasladan a donde estén).
  • Por último, se centran en el factor humano: lesiones y condiciones psicofísicas en las que se encontraban las personas implicadas en el siniestro.

De esta forma, el ERAT reconstruye un accidente de tráfico y como sucedió y averigua por qué se produjo. No obstante, como señala el capitán Muñoz, responsable del ERAT, “los resultados son mejores” si se obtiene más y mejor información sobre el suceso porque, por ejemplo, puede pasar que el siniestro ocurriera hace tiempo y, cuando visitan el lugar del accidente, ha cambiado el trazado o la carretera ha sido reasfaltada. Toda la información que se obtiene sobre el accidente investigado se analiza.

Al final, los resultados de la investigación se incluyen en un exhaustivo informe: “Se recogen datos de las personas implicadas, datos de la vía con las medidas que se vayan obteniendo, la señalización, la visibilidad que haya en ese momento, etc. Se incluye el croquis de la policía local del que partimos y los indicios que ellos determinaron que existían como consecuencia del accidente. Nosotros los situamos en la escena para posteriormente hacer nuestras mediciones”.

A la hora de reconstruir un accidente de tráfico, también se analizan las autopsias o los partes médicos de las lesiones para relacionar esas lesiones con los lugares de impacto en los vehículos. Según explica el capitán Muñoz, “los resultados que nosotros aportamos pueden tener mucha trascendencia, sobre todo, penal en alguna de las partes. Y civil, porque también está el tema de las indemnizaciones por parte de las aseguradoras”.

La tecnología que utiliza el ERAT

Para la reconstrucción de los accidentes, el ERAT utiliza tecnología punta que le permite conocer con exactitud la causas que lo provocó.

  • Láser-escáner: con este dispositivo (capaz de hacer un barrido de 360º en horizontal y 290º en vertical), situándolo en diferentes puntos, los investigadores del ERAT digitalizan en 3 dimensiones el lugar donde se ha producido el accidente.
  • Nube de puntos: con los datos captados por el láser-escáner, se elabora una nube de puntos, en la que puede realizarse con precisión milimétrica cualquier tipo de medición. De esta manera, por ejemplo, puede determinarse la deformación de los vehículos, lo que permite hacer cálculos y obtener velocidades. Además, esa nube de puntos se asocia a pixeles (gracias a las fotografías que también ha obtenido el láser-escáner).
  • Reconstrucción del accidente: con un programa de simulación (como PC Crash, Virtual CRASH o HVE), se recrea el accidente desde diferentes perspectivas, con tal realismo y exactitud que es como si estuviera ocurriendo de nuevo. En los juzgados, con la recreación exacta de los accidentes, “se facilita a personas no muy especialistas en la materia una forma de ver el accidente distinta a la tradicional en dos dimensiones”, subraya el capitán Muñoz.
  • Acelerómetro: se utiliza para recoger datos en la carretera, ya que mide aceleraciones y deceleraciones. Se coloca en el interior del vehículo, sujeto con una ventosa al parabrisas. Los resultados de la prueba de frenada dependen “de la velocidad a la que hacemos la prueba, la distancia de frenado en esa prueba y el tiempo de frenado. En función de esos tres parámetros, obtenemos la deceleración que ha tenido el vehículo y, también, el coeficiente de rozamiento entre el neumático y la vía, un dato que utilizaremos para los cálculos físicos y para su introducción en el escenario donde se ha hecho la prueba”, explica el capitán Muñoz.
  • La centralita de los vehículos: los investigadores también pueden obtener datos de las centralitas electrónicas de los vehículos (los más modernos y cuando las marcas lo permiten). Con este dispositivo, saben qué ha ocurrido hasta 5 segundos antes del accidente (si se ha usado el freno o no, etc.). Esos datos luego se corroboran o no con el resto de la información que se ha ido obteniendo durante la investigación.

Fuente: DGT

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.