Carlos Sainz es el mejor piloto de rallyes de todos los tiempos. No es que lo digamos nosotros, que también; lo dicen las más de 40.000 personas que le votaron en la encuesta lanzada por el WRC, además de los periodistas expertos en competición que participaron. Antes de ganar dos veces el campeonato del mundo de Rallyes y ser tres veces el más rápido en el Dakar, el Princesa de Asturias de los Deportes 2020 condujo los coches de rallyes más espectaculares. Estos son los coches del Grupo B que pilotó Carlos Sainz.

Renault 5 Tour de Corse

Antonio Boto y Carlos Sainz con el Renault 5 Tour de Corse
Imagen: Renault Comunicación

Temidos por su exagerada potencia y por su liviano peso. Los coches del Grupo B fueron los más peligrosos de la historia de los rallyes. Para poder domarlos había que tener manos, además de valentía a raudales. El primero de los tres que pilotó Carlos Sainz fue el Renault 5 Tour de Corse, con el que se proclamó subcampeón de España de Rallyes en 1985. Éste vehículo, que era una evolución del Renault 5 Turbo Gr 4, montaba un propulsor de cuatro cilindros de 1.397 cc con inyección Bosch K-Jetronic, rendía 300 CV y pesaba 930 kilogramos.

Renault 5 Maxi Turbo

Renault 5 Maxi Turbo, uno de los coches del Grupo B que pilotó Carlos Sainz
Imagen: Jorge Brichette

Carlos Sainz disputó el Campeonato de España en 1985 y 1986 como piloto oficial de Renault con dos Grupo B, alternando el Renault 5 Tour de Corse y el Renault 5 Maxi Turbo, proclamándose, de nuevo, subcampeón de España de Rallyes en 1986. El Maxi Turbo era la última evolución del R5 con la que, según Renault Sport, el chasis había ganado un 30% en rigidez. Equipaba nueva inyección Bosh, su cilindrada aumentaba hasta los 1.527 cc, que con el baremo corrector del turbo (1,4) se iba a los 2.136 cc. La potencia y el par motor, obviamente, también crecían, brindando 350 CV a 6.500 rpm y 421 Nm a 3.750 rpm, respectivamente, cifras que iban maridadas con un peso de 905 kilogramos, con lo que presumía de una relación peso-potencia de 2,58 kg/CV.

La historia de los dedos humanos hallados dentro de un Peugeot 205 T16 del Grupo B

Ford Focus RS200

El tercer Grupo B que pilotó Carlos Sainz fue el Ford Focus RS200 que había pertenecido a Antonio Zanini. Lo hizo en el campeonato de España de Rallyes de Tierra, donde en 1988 logró dos aisladas victorias con el ‘traje’ de Purolator: en Logroño y Avilés. Un año antes, y tras ganar el Rallye de Tierra de Madrid, Antonio Boto se retiró.

Ford RS200

El madrileño describió el RS200 como un bestia muy complicada conducir, tanto por su potencia como por el tiempo de respuesta del turbo. El propulsor era el que estaba destinado al Ford Escort RS 1700T, un 1.8 soplado por un turbo Garrett T.03/04 con el que, dependiendo de la carrera, entregaba de 380 CV a 450 CV. Antes de terminar su relación con el RS200, Sainz se embarcó en la Baja Aragón copilotado por Carmelo Ezpeleta, aunque duraron pocos kilómetros. “Lo de 1988 con el RS200 fue una aventura”, manifestó Carlos Sainz recordando su andadura con el coche norteamericano.

19 prototipos homologados del Grupo B que no llegaron a competir

El accidente de este modelo en el Rallye de Portugal, donde murieron tras espectadores, junto con otros fatales siniestros -como la muerte de Henri Toivonen- aceleraron el final del Grupo B, que se anunció con esta carta.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.