Vídeo: el coche fúnebre más rápido del mundo

coche-funebre-mas-rapido-mundo

Arne Toman se dio cuenta de que el récord del coche fúnebre más rápido del mundo podía batirse, y se puso manos a la obra. Adquirió un Chevrolet Caprice de 1996 y le equipó un motor turbo de 6,0 litros que entrega una potencia máxima de 1.000 CV. El propulsor permite al particular vehículo pasar de 0 a 100 km/h en 2,26 segundos, más rápido que la mayoría de hipercoches del mercado, y establecer un tiempo récord de 9,94 segundos en el cuarto de milla, a una velocidad máxima de 221,7 km/h.

Nadie ha sido capaz de batir la marca de este Chevrolet Caprice, pero por si alguien está trabajando en ello, Arne ya tiene planeado instalar un nuevo motor y un turbo más grande, aumentando la cifra de potencia hasta los 1.300 CV.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here