Vídeo: el coche fúnebre más rápido del mundo

coche-funebre-mas-rapido-mundo

Arne Toman se dio cuenta de que el récord del coche fúnebre más rápido del mundo podía batirse, y se puso manos a la obra. Adquirió un Chevrolet Caprice de 1996 y le equipó un motor turbo de 6,0 litros que entrega una potencia máxima de 1.000 CV. El propulsor permite al particular vehículo pasar de 0 a 100 km/h en 2,26 segundos, más rápido que la mayoría de hipercoches del mercado, y establecer un tiempo récord de 9,94 segundos en el cuarto de milla, a una velocidad máxima de 221,7 km/h.

Nadie ha sido capaz de batir la marca de este Chevrolet Caprice, pero por si alguien está trabajando en ello, Arne ya tiene planeado instalar un nuevo motor y un turbo más grande, aumentando la cifra de potencia hasta los 1.300 CV.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.