Todo alrededor de la Historia del Citroën 2CV está rodeado de cultura a la francesa. El coche del pueblo diseñado por la firma de los dos chevrones estuvo en activo desde 1948 a 1990. En esas cuatro décadas se fabricaron más de cinco millones de unidades entre el 2CV y la versión furgoneta, convirtiéndose así en uno de los coches más populares de la historia de una marca centenaria como Citroën.

Entre las muchas versiones y sucedáneos del 2CV, el pequeño utilitario francés también llegó a ser el teatro más pequeño del mundo. Creado bajo la dirección artística de Jacques Livchine y Hervée de Lafond en 1977, “la 2CV théâtre” era un sencillo 2CV que fue transformado en teatro de calle por el decorador Claude Acquart, siendo el teatro más pequeño e íntimo del mundo.

El teatro más pequeño del mundo fue en el interior de un Citroën 2CV

citroen 2cv teatro

Entre 1977 y 1997 viajó por más de una veintena de países, visitando tres continentes y ofreciendo a los espectadores cerca de 1.000 actuaciones. La primera obra fue “L’Odyssée des mulots du lac” y fue interpretada en mayo de 1977 por la compañía Théâtre de l'Unité.

Citroën y la expedición que cruzó por primera vez el Sahara en automóvil

Con capacidad para acomodar a un máximo de dos espectadores por sesión y un actor en la parte trasera del maletero, el 2CV Théâtre realizaba varias funciones en cada visita, las cuales tenían una duración media de unos 8 minutos.

En 2020, Jacques Livchine contó algunos detalles de la historia de esta loca aventura a L’Aventure:

“Mi padre era un pequeño subcontratista de Citroën”, explica Livchine. “Fabricaba las turcas de las ruedas del 2CV. Su empresa quebró en 1975 y escribí una obra de teatro sobre esa quiebra. Esta obra no atrajo a mucha gente, por lo que decidimos hacer un pasacalle para atraer a gente, precisamente alrededor de un 2CV”.

citroen 2cv teatro

Livchine señala que probaron varios formatos, como abrir “el techo para hacer títeres”. Luego decidieron reinventar el concepto y “se nos ocurrió la idea del teatro más pequeño del mundo, un teatro popular para dos personas”. Para hacer esto posible, “desmontó las tres tuercas del volante con una llave de 14 mm, giramos el asiento delantero, eliminamos el asiento trasero para nuestro pequeño teatro y fuera representamos la pompa y la circunstancia del teatro burgués”.

El Citroën 2CV convertido en teatro funcionó “durante 20 años, de 1977 a 1997”. Entre sus viajes más importantes se encuentra el de Corea en 1987 y el de Texas en 1989. Livchine recuerda que también actuaron en toda Europa, incluyendo “pueblos italianos, en Dinamarca, en el puerto de Copenhague, en Ámsterdam…”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.