Las cuentas de la Guardia Civil en las redes sociales de vez en cuando nos descubren temeridades casi increíbles. Como la última ocurrida en La Rioja, en la que los agentes sancionaron a un hombre que conducía haciendo zigzags y que alegó que… era “por ir mirando los árboles bonitos”. Claro que dio positivo en todas y cada una de las drogas del test. Así que la surrealista respuesta se explica por ahí.

Todo ocurrió, como cuenta el cuerpo en su cuenta de Twitter, en la N-111, a su paso por Nalda, a menos de 20 km de Logroño. Los agentes vieron que un coche circulaba de forma errática, con sospechosos zigzags, y decidieron darle el alto. Al preguntarle la razón de estas eses, el conductor, al parecer, contestó que “estaba distraído” por la vegetación al lado de la carretera.

Una respuesta inesperada que convenció a la patrulla de la necesidad de someterle a una prueba de drogas. En la primera de las dos partes, llamada indiciaria, que se realiza a través de saliva en el lugar de los hechos (luego queda otra que se envía a laboratorios) el hombre casi ‘rompió’ el aparato. Dio positivo en las 5 sustancias que es capaz de detectar el narcotest, como se le conoce. Por orden alfabético: anfetaminas, cannabis, cocaína, metanfetaminas y opiáceos. Ahí es nada.

Para colmo, como puede verse en el vídeo que acompaña al tuit, el sujeto llevaba los neumáticos muy desgastados. Tanto que podríamos decir que iban lisos completamente. Está prohibido circular con una profundidad inferior a 1,6 mm, lo que le supuso aún otra multa. ¿El resultado? Inmovilización del vehículo, 6 puntos del carnet y 1.280 euros. Estos se dividen en 1.000 por conducir bajo los efectos de estupefacientes, 200 por los neumáticos y otros 80, de regalo, por ir distraído “mirando los árboles bonitos”.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.