La historia del Ford Mustang está repleta de curiosidades, pero quizá lo que menos esperarías es que fuera un vehículo sorprendentemente versátil. Ford lo sabía y en el año 1965 lanzó un anuncio televisivo en el que resaltaba algunos atributos de su recién estrenado pony car. Así anunciaban las características prácticas del Ford Mustang original hace ahora más de medio siglo.

XII Cabalgada de Mustangs, una experiencia para recordar

El Mustang original fue un deportivo para las masas y Ford vendió millones de unidades. Una de las razones es que, en realidad, era un coche bastante práctico, como muestran en este anuncio de la época pese a ser un vehículo de dos puertas. El vídeo (en inglés) ha sido publicado en el canal de YouTube de Ford Heritage, y trata de explicar algunas características del Mustang.

Así anunciaban las características prácticas del Ford Mustang original

En el anuncio podemos ver un Mustang 2+2 de 1965 con el que detallan algunas de sus características más prácticas. La que más nos ha llamado la atención la encontramos en su maletero. El Mustang original ya podía abatir la segunda fila de asientos, y contaba con una sección que, una vez plegados, permitía crear un área de almacenamiento sorprendentemente grande y plana.

Este atributo era complementado por un habitáculo que se podía conectar con el maletero a través de un panel de acceso, lo que permitía a los conductores poder transportar objetos más voluminosos, como unos esquís o una escalera. Ford no dudaba en mostrar a sus posibles compradores que el Mustang era un coche perfecto para viajar, recoger a los niños o disfrutar de una carretera de curvas como un auténtico deportivo.

Llama cuanto menos la atención que en 1965, Ford optase por esta estrategia comercial para vender un coche tan novedoso y revolucionario como el Mustang. Fue concebido como un deportivo asequible con un gran motor V8 en tres tamaños y potencias diferentes que, además, se podía combinar con tres carrocerías. No tenía rival en el mercado (el Camaro no llegó hasta 1967), pero decidieron mostrar al público que era un coche que podían utilizar en el día a día, en lugar de realzar características como la deportividad o el precio. Esta estrategia comercial fue todo un éxito y ayudó a sentar las bases del que finalmente se acabaría convirtiendo en todo un icono de la industria automotriz.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.