La voluntad de hacer coches más limpios por parte de las marcas no solo se refleja en el desarrollo de mecánicas eléctricas y electrificadas, cada vez son más las que usan materiales reciclados para reducir su huella medioambiental. Audi ha ido un paso más allá y ahora utiliza plásticos de sus coches antiguos para crear los de los nuevos.

Concretamente para fabricar las coberturas de las hebillas de los cinturones del recién presentado Audi Q8 e-tron, que están hechas al 70% de plástico reciclado recuperado de coches que han sufrido un accidente y no es viable reparar.

Audi Q8 e-tron 2023: nuevo nombre, nueva era para el buque insignia eléctrico de los cuatro aros

La marca de los cuatro aros accede a su red de concesionarios para recuperar aquellas piezas de vehículos que ya no se puedan utilizar, selecciona los plásticos de elementos como los paragolpes, las parrillas, etc., los limpia eliminado todos los materiales extraños, como podría ser el metal de grapas o similar; y los introduce en una trituradora.

Allí se convierten en trozos muy pequeños que, mediante un proceso de reciclado químico y de pirólisis, acaban transformados en un granulado de plástico al que luego se le puede dar forma para crear nuevas piezas para los coches, en este caso las de los cinturones de seguridad.

Audi cinturones plástico reciclado

Este proceso, al que se ha denominado proyecto PlasticLoop, tiene ventajas en dos formas principalmente: por una parte reutiliza plásticos que de otra manera acabarían en un vertedero y, por otra, reduce el coste de materias primas para producir las piezas que, además, cuentan con las mismas características técnicas que si estuvieran fabricadas a partir de material sin reciclar.

Es la primera vez que Audi utiliza este sistema, pero lo normal sería que lo ampliase a otras piezas de sus modelos, puesto que hay multitud de elementos de plástico que se podrían beneficiar de esta manera de proceder.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.