El Peugeot 308 GTi es uno de los ‘hot-hatch’ más radicales de la actualidad, pero siempre hay quien cree que no es suficiente y se ve capaz de llevarlo a un nuevo nivel. En esta ocasión ha sido Arduini Corse, compañía propiedad del piloto Massimo Arduini, quien se ha puesto manos a la obra con el francés.

PRUEBA: Peugeot 308 GTi 270

La base del Peugeot es bastante buena de por sí, por lo que no ha hecho falta tocar demasiado para mejorarlo. El centro de la preparación está en el motor, un bloque 1.6 turbo que de serie entrega 270 CV. La firma le ha añadido un nuevo intercooler y un sistema de escape más deportivo que han conseguido elevar la potencia final hasta los 302 CV. El aumento es bueno, aunque tampoco exagerado, pero al combinarse con una reducción de peso hasta los 1.155 kilos, la dinámica de conducción mejora enteros. Por desgracia, el preparador no ha hecho oficiales sus prestaciones.

Peugeot 308 GTi

Siguiendo con las mejoras mecánicas, utiliza una suspensión ajustable con amortiguadores kW, el sistema de frenos ha sido reemplazado por un Brembo que monta discos ventilados de 340 mm de diámetro, calza neumáticos Michelin Pilot Sport Cup 2 y ha ensanchado sus vías en 220 milímetros.

Vídeo: así suena el Peugeot 308 GTi

Esto ayuda a darle al Peugeot 308 GTi una imagen todavía más imponente, con unos musculosos pasos de rueda que cobijan unas llantas multirradio blancas de 18 pulgadas, un paragolpes delantero específico con entradas de aire de mayor tamaño y un difusor trasero de lo más agresivo.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.