Alfa Romeo siempre ha destacado por dos cosas: crear deportivos de ensueño y concebir algunos de los diseños más bonitos de todos los tiempos. Con el paso del tiempo, y tras la adaptación de su gama de modelos a otros sectores del mercado, la firma italiana dio el paso al Alfa Romeo 156, una berlina de exquisito corte y de la que hoy os contamos su historia.

Alfa Romeo 156 historia familiar y berlina 3/4 frontal

Hoy en día, Alfa Romeo cuenta con modelos como el Alfa Romeo Giulia (prueba), cuyo legado recae directamente del 156 y otras berlinas anteriores que fueron marcando la senda. Pero es necesario volver a esos cimientos para entender el presente de la marca.

Alfa Romeo 156: una berlina bonita por dentro y por fuera

Debemos remontarnos al año 1996, momento en el que Alfa Romeo presentaba al mundo el Alfa Romeo 156. Su diseño corrió por cuenta del italiano Walter de’Silva, quien consiguió engendrar a una de las berlinas más bonitas de todos los tiempos pese al duro reto que tenía por delante de superar a los Alfa Romeo 75 y 155, predecesores del 156.

Alfa Romeo 156 historia frontal

Y es que no debemos de olvidar que el 75 fue el encargado de recoger el legado del Giulietta original. Este modelo se encargó de conmemorar el 75 aniversario de la marca y, al mismo tiempo, de ser el último Alfa Romeo de tracción trasera hasta la llegada de los tiempos modernos.

Fue en 1992 cuando apareció el Alfa Romeo 155, modelo que ya recurría a un sistema de tracción delantera aunque en opción existía una versión Q4. Y es que la firma concibió una variante de la berlina italiana que hacia gala de un motor derivado del que equipaba el Lancia Delta Integrale, un 2.0 de 190 CV; aunque la joya de la corona fue el V6 de 2.5 litros.

Las mejores berlinas italianas de la Historia

Pero el 156 -después de esta retrospección más intensa en el tiempo- no solo fue un coche bonito, sino también innovador. Y es que la berlina italiana fue ensalzada por convertirse en el primer coche de producción en contar con un cambio manual secuencial conocido como Selespeed. Además, el motor diésel de 1.9 litros que incorporaba en opción el italiano fue el primero en un vehículo de serie con alimentación por common-rail o conducto común.

Alfa Romeo 156 historia 3/4 trasera

Se trata de un sistema electrónico de inyección de combustible para motores diésel de inyección directa. El gasóleo es aspirado directamente por una bomba primaria ubicada en el depósito de combustible que ceba el circuito y es enviado a una bomba secundaria de alta presión.

Por si esto no fuera suficiente, el Alfa Romeo 156 no solo se encargó de aunar motores aptos para todos los públicos, sino también uno deportivo y de los que escasean hoy en día. Nos referimos al propulsor que equipaba la variante 156 GTA, un V6 de 3.2 litros “Busso” que desarrollaba 250 CV y 300 Nm de par.

El Grupo Volkswagen anuncia que Walter de Silva se jubila

En el año 2003, la berlina italiana se enfrentó a un restyling por cortesía del diseñador Giorgetto Giugiaro para plantarle cara a sus rivales y al devenir del tiempo. Además de diversos cambios estéticos, los motores diésel del 156 pasaron a tener cuatro válvulas por cilindro.

Alfa Romeo 156 historia interior

Finalmente, fue en el año 2007 cuando Alfa Romeo decidió poner fin a la producción del Alfa Romeo 156 para dar paso a su sustituto, el 159. En la actualidad, es el ya mencionado Alfa Romeo Giulia el que lleva la batuta de una estirpe de berlinas que sigue viva y coleando.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.